20 nov 2018 | Actualizado: 14:40

La región convocará una ‘subasta’ de equivalentes terapéuticos hospitalarios

Francisco Javier Bautista asegura que “son las comunidades autónomas las que tienen competencias al respecto”

Martes, 23 de abril de 2013, a las 15:54

 Francisco Javier Bautista.

E. O. S. / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
La cuestión de los equivalentes terapéuticos sigue en el candelero. Después de que Agustín Rivero reconociera que varias comunidades autónomas están trabajando con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) en esta cuestión, Francisco Javier Bautista, director del Plan Integral de Farmacia del Servicio Andaluz de Salud (SAS) anuncia que la región planteará en próximas fechas una 'subasta' de equivalentes terapéuticos, “un concurso centralizado, un acuerdo marco, específicamente de alternativas farmacéuticas equivalentes”.

Bautista indica que esta cuestión no es una novedad en la comunidad autónoma. “Ya en 2007 y 2008 la Junta de Andalucía trabajaba en equivalencias terapéuticas”, que define como “medicamentos diferentes y principios activos diferentes pero que se comportan de forma similar en cuanto a eficacia y seguridad, por tanto pueden competir entre ellos”.

Reconoce, precisamente, que el objetivo principal de esta estrategia es la de “introducir mecanismos de competencia, de mercado, que ayuden a la sostenibilidad del sistema”. Es decir, ahorro.

Competencias

Bautista ha anunciado esta novedad durante su intervención en la jornada ‘Gestión eficiente de medicamentos en el hospital: presente y futuro’, organizada por la Fundación para la Investigación en Salud (Fuinsa) este martes en Madrid. El gestor del SAS considera, asimismo, que la decisión sobre los equivalentes terapéuticos “es competencia de las autonomías, de sus servicios de salud y sus comisiones de farmacia”. De hecho, indica que si esta cuestión nunca ha estado centralizada ha sido porque “en España los ciudadanos hemos decidido que la prestación de los servicios sanitarios sea responsabilidad de las comunidades autónomas”.

Con todo, Bautista no contempla el empleo de criterios como el algoritmo de decisión que se incluye en el Decreto ley de la Comunidad Valenciana. “Solo se podría aplicar en pacientes que tengan las mismas características, así que tiene que tener un clínico detrás”. Sin embargo,. Sí reconoce que “puede ayudar a la toma de decisiones, y ser orientativo”.