Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Viernes, 03 de mayo de 2013, a las 11:11

C. Mouriño / Á. Merino / J. Leo / R. Martínez. Madrid
El crecimiento de los pacientes en lista de espera tanto quirúrgica como de consultas se perfila como uno de los principales problemas a los que tienen que hacer frente los servicios de salud de las distintas comunidades. Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en junio de 2012, había 536.911 personas en lista de espera quirúrgica con un tiempo superior a los 90 días, mientras que en junio de 2011 el número de pacientes en lista de espera era de 417.407, por lo que en un año ha crecido en 119.504 personas.

Lista de espera quirúrgica del SNS: Evolución Junio 2004-Junio 2012. Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Lista de espera de consultas en el SNS: Evolución Junio 2007-Junio 2012. Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Esta situación se debe en buena parte a la supresión en muchas comunidades de las llamadas ‘peonadas’ como consecuencia de la puesta en marcha de planes de austeridad para rebajar el gasto sanitario que esta jornada extraordinaria causaba a las arcas regionales. Asturias, Andalucía, Baleares, Canarias, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid son algunas de las que eliminaron esta fórmula y, según ha podido saber Redacción Médica, no se plantean recurrir a ella de nuevo.

La alternativa que plantean todas ellas es la jornada ordinaria de tarde y sacar el máximo rendimiento al incremento de la jornada laboral de las 35 a las 37,5 horas.

La priorización de las listas en función de criterios clínicos es otra de las soluciones que proponen unida al incremento de la cirugía mayor ambulatoria o el aumento de la utilización del tiempo quirúrgico y la reducción de las suspensiones de intervenciones.

Sin embargo, y como excepción, el Servicio Murciano de Salud (SMS) ha anunciado que utilizará los quirófanos de hospitales concertados para que los cirujanos de la sanidad pública puedan realizar horas extraordinarias por las tardes para operar patologías no complejas. Aunque la Consejería que dirige María Ángeles Palacios no ha dado nuevos detalles sobre cuándo se implantará la medida, sí que ha avanzado que el uso sistemático de los quirófanos concertados generará un importante ahorro porque el SMS paga al ciudadano, pero no al resto del personal que interviene en la operación. Además, el paciente pasa el postoperatorio en la clínica concertada. Palacios ha puntualizado que la medida no implicará que los hospitales públicos reduzcan su actividad por las tardes, sino que además se recuperarán las horas extra en los centros dependientes de la comunidad autónoma.