Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 17:20

La inversión de la industria farmacéutica innovadora en I+D desciende por primera vez en el siglo XXI

Para recordar cifras tan bajas en España, el sector tiene que remontarse a 2007

Lunes, 24 de septiembre de 2012, a las 23:44
Redacción. Madrid

Fuente: Farmaindustria

Por primera vez en el siglo XXI, la inversión en I+D de la industria farmacéutica en España decrece. Según anuncia Farmaindustria en un comunicado, tras una encuesta realizada entre sus socios, la inversión de los laboratorios innovadores en I+D durante 2011 fue de 974 millones de euros, tras un crecimiento negativo del 5,3 por ciento respecto a 2010. Para encontrarse una cifra de inversión por debajo de los 1.000 millones de euros en el sector, hay que remontarse a 2007.

Este dato también es paralelo a la caída de la creación de empleo en la I+D de los laboratorios, que se redujo en un 4,3 por ciento. Respecto a esta cuestión, la patronal de medicamento innovador explica  que “aunque se han generado menos empleos, la cualificación de los mismos es cada año mayor: 4 de cada 5 empleos en I+D en la industria farmacéutica corresponden a titulados superiores (licenciados y doctores), que han pasado de ser menos de dos tercios de la plantilla empleada en I+D en 2003 a suponer más de cuatro quintas partes en 2011”.

Para Farmaindustria, las razones de esta situación están claras: Son “consecuencia del fuerte impacto sobre las compañías las medidas de contención del gasto farmacéutico adoptadas en 2010 y 2011”. La patronal añade que se “confirma la desaceleración del gasto en I+D del sector farmacéutico, que ha culminado con la primera caída del gasto en los últimos años”.

Fuente: Farmaindustria.

Ensayos clínicos

Por otro lado, la encuesta desprende más información. De los 974 millones de euros invertidos en I+D, 470 se destinaron a la inversión en ensayos clínicos y más de 137 millones de euros a investigación básica.

Asimismo, el 43 por ciento de la inversión total se dedicó a contratos de investigación con hospitales, universidades y centros públicos, es decir, a la I+D extramuros, mientras que los gastos intramuros ascendieron a 559 millones de euros. En los dos casos, la capital de la industria farmacéutica ha sido Cataluña, con 85 millones de inversión en I+D extramuros y un 49,3 por ciento de la de Intramuros, seguida por Madrid (82,9 millones en extramuros y el 38,7% de la de intramuros).