20 nov 2018 | Actualizado: 18:45

La insuficiencia renal mejora con Primaria y hospitalaria sincronizadas

El intercambio de datos previene de complicaciones asociadas a la enfermedad

Martes, 11 de marzo de 2014, a las 17:19
Redacción. Barcelona
El Hospital de Bellvitge de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) ha puesto en marcha un mecanismo de colaboración con los centros de Atención Primaria para mejorar el control de los casos de insuficiencia renal y prevenir la aparición de las complicaciones asociadas, como la hipertensión arterial.

Alfredo García Díaz, director gerente del Hospital de Bellvitge.

Según han informado fuentes del propio hospital, la insuficiencia renal se produce cuando los riñones no son capaces de filtrar de forma adecuada las impurezas de la sangre. La mayoría de enfermedades renales produce también hipertensión arterial, lo que supone un factor importante de alteración de la función y morfología de los riñones y una aceleración de su deterioro.

El Hospital de Bellvitge ha creado una consulta telemática que ha permitido mejorar la colaboración con los centros de Atención Primaria, avanzando en el diagnóstico precoz de la enfermedad renal. “La creación de una consulta telemática ha permitido que todos los médicos prescriban un tratamiento individualizado en los pacientes hipertensos no controlados”, según ha subrayado Edoardo Melilli, especialista en hipertensión arterial del Hospital de Bellvitge.

La colaboración con los centros de Atención Primaria también resulta clave para que los pacientes con insuficiencia renal sean derivados e incluidos en el Programa de Atención Renal, ya que estos requieren un seguimiento más exhaustivo y tratamientos más innovadores.

Más del 90 por ciento de personas diagnosticadas de insuficiencia renal sufren también de hipertensión, que es una de las principales causas de daño de la función renal. “La hipertensión arterial es el factor de riesgo más importante de progresión de la insuficiencia renal, y su correcto control y tratamiento son fundamentales para retrasar la evolución de la enfermedad”, ha señalado Melilli.

Para reducir el número de pacientes no controlados, el Hospital de Bellvitge dispone de la Unidad de Hipertensión Arterial, que consigue el control de la presión arterial en casi el 90 por ciento de los pacientes derivados desde Atención Primaria.