17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

“La industria vasca debe centrase en el sector salud”

El experto asegura que la sanidad necesita del sector para seguir innovando

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Guipúzcoa

La sanidad debe ser el eje que impulse el desarrollo de la industria en el País Vasco. Así lo ha asegurado Javier Sotil, vicepresidente de Innovación, Promoción y Conocimiento de Corporación Mondragon, que ha asegurado en la segunda jornada Mondragón Health que “la industria vasca ha de buscar nuevas oportunidades en el sector salud”.

Javier Sotil.

En este sentido, ha dicho Sotil, la industria vasca ha de buscar nuevas oportunidades en el sector salud. “Es necesario reenfocar las capacidades y, pese a que en casos determinados sea necesario establecer alianzas estratégicas con empresas del exterior, el tejido industrial vasco está preparado para dar respuesta a la demanda tecnológica de la comunidad científica y sanitaria. En no pocas ocasiones es la propia industria la que no es consciente del potencial que tienen para el desarrollo de esta tecnología de vanguardia”.

Se trata,”, puntualiza Javier Sotil, “de conseguir la mejora en la atención a la salud de la población y, a la vez, favorecer el desarrollo empresarial y la innovación. Estos retos son oportunidades para nuestro sector industrial y empresarial, que ha de ver el sector de la salud como fuente generadora de riqueza y empleo en el tejido económico vasco”.

Un protagonismo cada vez mayor

La importancia del sector sanitario para el desarrollo industrial en la región se manifiesta, ha dicho Sotil, en los cambios experimentados en los últimos años en este campo. “El sector sanitario se ha tecnificado de manera exponencial en los últimos diez años y ha generado la necesidad de una innovación en tecnologías con escasa presencia” ha dicho el empresario que ha añadido que . “no se trata, tan sólo, de un desarrollo en el campo de la química, donde la industria farmacéutica está bien implantada, sino en sectores como la mecánica y electrónica, donde Euskadi tiene una alta implantación tecnológica. Hace falta enfocar la mirada de la industria hacia ese campo”.

Entre las razones argüidas para ese desencuentro, el especialista asume que “también ha tenido su peso la peculiar estructura del mundo sanitario en el País Vasco, muy centrado en el sector público, sobre todo en Osakidetza. Es un modelo de cliente específico y con una serie de demandas muy determinadas. Eso provocó que la industria enfocase su producción hacia sectores menos concentrados”.