Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

La incorporación de tecnologías marcan el día a día de los ginecólogos y obstetras

Oliván ha inaugurado el 6º Curso de Formación Continuada de la Asociación de Ginecología y Obstetricia de Aragón

Viernes, 21 de marzo de 2014, a las 13:22
Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, ha inaugurado el 6º Curso de Formación Continuada de la Asociación de Ginecología y Obstetricia de Aragón.

Oliván ha presidido el acto.

Los cambios sociales y culturales de las últimas décadas, como el retraso de la maternidad (en 1970 la edad media era de 25 años y en la actualidad de 34 años) están incidiendo en la especialidad obstetricia y ginecología, lo que se traduce en una maternidad más tardía y mayor dificultad para embarazos espontáneos. Los embarazos y partos se dan en la actualidad con más complejidad y riesgo.

Por otro lado, existe una gran incidencia del cáncer de mama. En total, en España se diagnostican en torno a 26.000 nuevos casos de cáncer de mama al año. La supervivencia pasados cinco años del diagnóstico ha mejorado, pasando del 75 por ciento en los años noventa a casi el 88 por ciento en la actualidad, un porcentaje superior a la media europea (situada en el 81 por ciento).

Según Oliván “esto ha sido gracias a un diagnóstico más temprano que permite realizar tratamientos más conservadores, como el cribado del cáncer de mama o la mamografía, que reduce la mortalidad un 25 por ciento. En nuestra comunidad autónoma se hace de los 50 a los 70 años”.

Mención aparte merece la vacuna contra el virus del HPV (virus del papiloma humano) que está relacionado con el cáncer de cuello uterino, Oliván ha afirmado que “representa la primera forma de prevención primaria frente a un cáncer en la historia de la medicina con una vacuna. Su trascendencia resulta obvia. En Aragón se vacuna a todas las niñas a los 14 años. Además hay que resaltar igualmente los avances que se están produciendo en este campo, como son la implantación definitiva y con gran éxito de la Cirugía laparoscópica en múltiples procedimientos, y tampoco podemos olvidar los grupos de trabajo de mayor impacto en la Comunidad Autónoma y Referentes a nivel nacional, a nivel asistencial e investigador”.

Según el consejero de Sanidad “la profesión médica y la ginecología en particular, está experimentando una evolución rápida que obliga a tomar decisiones de gestión nuevas y ambiciosas. La incorporación de nuevas tecnologías, los cambios de asistencia a formas más eficientes, están marcando el día a día de esta profesión. La comunicación entre niveles asistenciales es imprescindible y la gestión de la asistencia hospitalaria debe mejorarse para alcanzar niveles aceptables de eficiencia”.