Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 15:40

Historia clínica y receta electrónica, prioridades para el médico de Familia

La Sociedad Murciana de Medicina Familiar y Comunitaria solicita su puesta en marcha en un año

Miércoles, 29 de junio de 2011, a las 12:23

Redacción / E. P. Murcia
El presidente de la Sociedad Murciana de Medicina Familiar y Comunitaria (Smumfyc), Juan de Dios González, ha precisado que una de las prioridades de la consejera de Sanidad, María Ángeles Palacios, en la nueva legislatura debe ser apostar por “la implantación de la historia clínica única y la receta electrónica, pero no en un plazo de cuatro años, sino en un plazo de un año”.

Juan de Dios González.

En este sentido, ha considerado acertado el cambio de medicamentos de marca por otros genéricos impulsado por el Gobierno regional para ahorrar el gasto farmacéutico, pero ha señalado que esto “no se puede quedar ahí y hay que implantar otras medidas como la receta electrónica y la historia clínica única”.

La aplicación de estas medidas supondría que un médico de Murcia, trabaje en un centro de salud o en un hospital, disponga en su consulta de todos los datos clínicos de un paciente aunque viva a kilómetros de distancia", e implicaría "un ahorro mucho mayor al de la incorporación de medicamentos genéricos", según ha reconocido González.

González ha manifestado que actualmente "no hay una historia clínica única, y los hospitales trabajan con un sistema informático distinto al de los centros de salud, que a día de hoy son absolutamente incompatibles". A su juicio, la historia clínica única "evitaría situaciones como aquella en la que el paciente tiene tres cajas de un solo medicamento".

González ha considerado "acertada" la decisión del cambio de cinco principios activos por genéricos por parte del Servicio Murciano de Salud. Según el presidente de la sociedad, algunas asociaciones y colectivos “han comentado que la incorporación de genéricos impediría o limitaría la libre prescripción del médico", pero ha precisado que "no hay ninguna merma en ese sentido, porque el médico tiene libertad en prescribir un fármaco o principio activo". "Salvo excepciones muy contadas de que un paciente pueda ser alérgico a un determinado excipiente que lleve algún genérico, la eficacia es la misma a la de un fármaco de marca para combatir enfermedades", ha defendido Juan de Dios González.