Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La huelga general se deja sentir poco en la sanidad

Galicia y Canarias, con datos oficiales, son las autonomías en las que más se ha seguido

Viernes, 30 de marzo de 2012, a las 01:23

Redacción. Madrid
El 40 por ciento de los profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha secundado la huelga general de este jueves, 29 de marzo, según los sindicatos Comisiones Obreras (CC.OO) y UGT, aunque el seguimiento varía considerablemente entre unas comunidades y otras, y los datos de los sindicatos convocantes contrastan con los recopilados a lo largo de la jornada por los Gobiernos autonómicos, que han registrado un seguimiento de entre el 6 y el 16 por ciento según la región, mientras que los sindicatos no convocantes aseguran que el seguimiento ha sido de apenas un 9 por ciento.

Patricio Martínez, secretario general de CESM, y Antonio Cabrera, secretario general de FSS-CCOO.

Para el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras (FSS-CC.OO), Antonio Cabrera, la jornada de huelga ha sido "todo un éxito" en el sector sanitario, sobre todo en aquellas comunidades donde ha habido acuerdo con todos los sindicatos del sector, como País Vasco, donde han contado con el 75 por ciento de los profesionales sanitarios.

Esta comunidad, junto a Canarias (90%), Madrid (entre un 75 y 82%) y Andalucía (entre un 60 y 70%), es donde los sindicatos han encontrado un respaldo más mayoritario, según los recuentos de las secciones autonómicas de UGT y CC.OO.

En otras, sin embargo, el seguimiento en otras ha sido menor, como es el caso de Murcia, donde el seguimiento ha sido del 10 por ciento "sin añadir la gente que está de servicios mínimos obligados", como ha explicado la secretaria de Comunicación de la Federación de Sanidad de CCOO en esta comunidad, María Jesús Gómez.

Asimismo, y teniendo en cuenta sólo los datos remitidos por los Gobiernos autonómicos, también se observan diferencias entre comunidades. Donde más seguimiento ha habido, según fuentes gubernamentales, ha sido en Galicia, con un 26 por ciento, seguida del 19,4 por ciento de Canarias o el 18,9 por ciento de Cantabria. Por contra, el seguimiento más bajo se ha dado en Murcia (6%), Extremadura (6,29%) y Andalucía (7,2%).

No obstante, los verdaderos contrastes se observan al comparar las cifras ofrecidas por sindicatos y los Gobiernos autonómicos de una misma comunidad.

Cinco veces más o menos según quien informe

Así, en el caso de Cataluña, la Consejería de Salud de la Generalitat ha cifrado en el 8,71 por ciento el seguimiento de la huelga en la red pública y concertada catalana durante la mañana, mientras que los sindicatos han señalado que la adhesión ha sido del 50 por ciento.

En este caso, el representante de CCOO en Cataluña, Juan Antonio Vázquez, ha admitido también que las diferencias son ostensibles en función de cada centro, ya que mientras que en el Banco de Sangre del Hospital de Bellvitge, en L'Hospitalet, el paro lo ha secundado el 90 por ciento de la plantilla, en el Hospital de Viladecans (Barcelona) sólo ha contado con el apoyo del 5 por ciento de la plantilla.

Por otro lado, en Galicia también se han producido diferentes interpretaciones del seguimiento de la huelga, ya que mientras las centrales sindicales elevan la participación de los trabajadores del ámbito de la Sanidad a un 65 por ciento, la Xunta asegura que el seguimiento no ha sido ni la mitad de lo que dicen los sindicatos, sino el 26,02 por ciento.

Los sindicatos no convocantes hablan de “normalidad”

Por su parte, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha asegurado que el seguimiento de la Huelga General en el ámbito sanitario ha sido mínimo ya que los médicos están desarrollando su actividad asistencial en hospitales y centros de salud "con total normalidad" y "quizá con menos pacientes".

Fernando Molina.

"Para el médico está siendo un día normal", según ha asegurado el secretario general de esta entidad no convocante, Patricio Martínez, en declaraciones a Europa Press, admitiendo que "el mayor problema puede haber estado en el tiempo en llegar a la consulta".

Asimismo, reconoce que, aunque los facultativos no hayan faltado a su trabajo, el hecho de que la administración y los sindicatos convocantes pactaran unos servicios mínimos ha propiciado que se hayan desprogramado algunas consultas. "Pero, en planta, los hospitales están funcionado prácticamente igual", ha asegurado.

Por su parte, el presidente del sector Nacional de Sanidad del CSI-CSIF, Fernando Molina, sindicato independiente que tampoco ha secundado la huelga, ha reconocido que el apoyo en sanidad también ha sido "bajo", de apenas un 9 por ciento en términos globales, según los datos recopilados por el sindicato.