Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

La historia clínica de los navarros se incorpora al SNS

Los pacientes podrán ser mejor atendidos en cualquier punto del país

Viernes, 13 de septiembre de 2013, a las 13:00

Redacción. Pamplona
Desde este mes, los profesionales sanitarios del resto de España podrán acceder al sistema navarro. La implantación de la historia clínica digital del Sistema Nacional de Salud permite a cualquier persona la consulta, impresión o descarga de sus informes clínicos, así como gestionar la seguridad de su información.

Además, facilita el trabajo de los profesionales médicos, sobre todo en los casos en los que la persona necesita atención fuera de su comunidad autónoma. Para proteger la seguridad y confidencialidad de la información, el acceso a la historia debe realizarse mediante certificado digital, como puede ser DNI electrónico o cualquier otro oficial.

Cristina Ibarrola, directora general de Salud de Navarra.

Este método ha sido presentado este viernes en rueda de prensa por la directora general de Salud, Cristina Ibarrola, y por el director del Servicio del Servicio de Sistemas de Información Sanitaria, Javier Apezteguía.

Se trata de un proyecto del Sistema Nacional de Salud, promovido y supervisado por el Ministerio de Sanidad. Está previsto que la implantación completa de este sistema esté concluida en toda España a finales de este año 2013.

El objetivo de este proyecto es poner a disposición de médicos y enfermeras que trabajan en los servicios autonómicos de salud información clínica de los pacientes con derecho a asistencia por el Sistema Nacional de Salud.

Además, el paciente puede acceder vía web a esta misma información clínica, asociada a la identificación incluida en su tarjeta sanitaria, generada en cualquier servicio autonómico de salud en el que haya recibido asistencia y ocultarla si así lo decide. Asimismo, conocerá todos los accesos que cualquier profesional autorizado de cualquier comunidad ha tenido a ella.

La información a la que se puede acceder vía web es una historia clínica resumida, que contiene un tipo de información homogénea y establecida para toda España, similar a la que el paciente recibe tras finalizar un tratamiento.

Su contenido básico está integrado por los informes clínicos de alta, de consulta externa, de urgencias, de atención primaria, pruebas de laboratorio, pruebas de imagen y cuidados de enfermería. Para mayor seguridad y uniformidad de la información que se maneja, el contenido está tipificado en el Real Decreto 1.093/210, de 3 de septiembre.

El certificado digital, imprescindible

El departamento de Salud ha formado ya a médicos y enfermeras para acceder a la información sanitaria de los pacientes que atienden. El acceso de los profesionales sanitarios se hace a través de una aplicación informática web promovida por el Ministerio, para lo que es imprescindible la utilización de un certificado digital, bien personal (DNI-e, cualquier otro certificado de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre o también de otras entidades de certificación), bien de empleado público.

El paciente puede acceder a su información sanitaria tanto de su propio servicio autonómico de salud como de otros, y autorizar o denegar su visibilidad. Por defecto, se asume que implícitamente lo autoriza mientras no lo deniegue de forma expresa, aunque la denegación, que es por informes completos, puede ser revocada en cualquier momento. Además, puede consultar qué usuarios han accedido a su historia, y reclamar vía web si no está de acuerdo con ellos.

El acceso de los pacientes a esta aplicación web también requiere la utilización de un certificado digital (DNI-e, cualquier otro certificado de la FNMT o también de otras entidades de certificación).

Finalmente, cabe indicar que el proyecto cuenta con dos perfiles informativos, uno emisor de la información (la que incluye cada comunidad de sus propios pacientes para que sea consultada por otra comunidad), y otro perfil receptor (la que verán los profesionales sanitarios autorizados cuando entren en la historia de pacientes concretos).

En este momento, la Comunidad foral ha concluido la fase emisora, es decir, en la que la historia clínica de sus pacientes puede ser consultada por el resto de comunidades. Además, se está trabajando en la fase receptora, en la que la historia clínica de pacientes del resto del país que se encuentren en Navarra podrá ser consultada por médicos y enfermeras de la Comunidad foral.