19 nov 2018 | Actualizado: 16:55

La gripe alcanza en Cantabria el nivel de epidemia

El pico máximo de enfermedad se espera para finales de enero

Martes, 24 de enero de 2012, a las 17:21

José Francisco Díaz Ruiz, director general de Salud Pública.

Redacción. Santander
Cantabria registra desde la segunda semana de enero una epidemia de gripe, ya que ha superado el umbral epidémico –establecido en 70 casos por 100.000 habitantes- y ha registrado un total de 74,33 casos por cada 100.000 habitantes. A pesar de estos datos, la incidencia de la gripe está siendo media-baja en relación con la temporada 2010-2011, cuando en las mismas fechas, se registraron 219 casos por 100.000 habitantes. Salud prevé que el pico más alto de incidencia ocurra a finales de este mes.

La onda epidémica, que se inició de manera suave en la segunda semana de enero, se mantendrá activa hasta principios o mediados del mes de marzo, según las previsiones de la red de médicos centinela de la Dirección General de Salud Pública. El 54,4 por ciento de los pacientes registrados hasta ahora es hombre y el 44,3 mujer. La mayoría, 52,72 por ciento, tiene entre 15 y 34 años, seguido del grupo de edad de 35 a 54 (22,53%).

El 92,41 por ciento de los enfermos ha declarado como síntomas de la gripe malestar general; un 82,28 dolores musculares, el 84,81 fiebre, el 83,54 aparición súbita; el 79,75 tos, y el 63,29 dolor de garganta.
El 84 por ciento no se había vacunado

Un 84 por ciento de los enfermos no se había vacunado, si bien la vacuna está indicada para los grupos considerados de riesgo: mayores de 60 años, personas con enfermedades cardiacas o pulmonares, que afectan a la musculatura respiratoria, con insuficiencia renal o hepática, diabetes, VIH e inmunodeficiencias o enfermedades oncohematológicas.

En total, la Dirección General de Salud Pública ha suministrado 110.401 dosis en esta campaña, que concluyó el 9 de diciembre y que ha durado quince días más de lo habitual. La cobertura entre la población de 65 años o más se ha situado en el 67,5 por ciento, cuatro puntos más que en la campaña 2010, si bien no se ha alcanzado el objetivo del 75 por ciento marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).