Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:45

La gestión integrada relega el papel de Atención Primaria

Consideran que no mejora la coordinación asistencial ni aumenta la eficiencia

Miércoles, 03 de julio de 2013, a las 22:00

Cristina Mouriño / Imagen: Adrián Conde y Pablo Eguizábal. Baiona (Pontevedra)
La puesta en marcha de la gestión integrada en Galicia ha sido protagonista durante el Encontro de Parlamentarios de Sanidade celebrado en Baiona y organizado por Sanitaria 2000 con la colaboración de Novartis. “Con esta fórmula de gestión, que comenzó en el Área del Ferrol, “la Atención Primaria queda relegada a un papel subalterno”, ha destacado Pablo Vaamonde, médico de Familia del Centro de Salud de Labañou de A Coruña. El 52 por ciento de los participantes en esta mesa han valorado a través de un sistema de voto que la gestión integrada supone mejoras en la atención al paciente mientras que un 24 por ciento considera que no es así y otro 24 por ciento alega que no hay experiencia suficiente como para evaluarlo.

De izq. a dcha., Manuel Martín García, presidente de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública; Luis Verde, gerente del área de gestión integrada de Santiago de Compostela; Francisco Cerviño, nefrólogo y moderador de la mesa de expertos; Pablo Vaamonde, médico de Familia del Centro de Salud de Labañou de A Coruña; y Manuel González Moreira, portavoz en el área de Vigo de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública.

Vaamonde ha recordado que las sociedades de Primaria de Galicia ya se opusieron a esta fórmula y que la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) señalaba en un documento en 2006 que “este sistema de gestión no ha servido para mejorar la coordinación asistencial y se desconoce si ha aumentado la eficiencia”.

Manuel González Moreira.

Manuel Martín García.

Por su parte, Manuel González Moreira, portavoz del área de Vigo de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública, ha manifestado que “la distribución de las áreas sanitarias no es un elemento neutral”. Ha criticado que “en la estructura organizativa de gestión integrada no hay una cultura de integración, sino que son estructuras directivas”. “El área sanitaria no puede ser una estructura neutra”, ha insistido. “Establece una estructura jerarquizada de dirección que nada tiene que ver con la integración de los profesionales”. González Moreira ha denunciado que con este modelo “se paraliza la reforma de Atención Primaria” pero ha reconocido que “aporta una mayor flexibilidad laboral y favorece la movilidad, aunque esto no quiere decir que se mejore la calidad ya que puede precarizar los servicios”.

Pablo Vaamonde.

Luis Verde.

Manuel Martín García, presidente de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, ha señalado que “el Sistema Nacional de Salud necesita de una estrategia de integración porque hay una dificultad en la continuidad asistencial y la coordinación de los servicios”. Ha criticado que “este modelo es una herencia del modelo del siglo XX y es poco racional, por lo que se hace necesario introducir mejoras”. Asimismo ha manifestado que “la cadena de mando es muy jerarquizada”.

“Nuestra organización tiene que reorientarse porque en la actualidad nuestra maquinaria es muy pesada y con dinámicas muy asentadas”, ha apuntado Luis Verde, gerente del área de gestión integrada de Santiago de Compostela. “Debemos pensar en global para ir actuando en local, progresivamente”. A su juicio, el sistema anterior al de gestión integrada era “un sistema fraccionado con dificultadas para la continuidad asistencial y diferente priorización de objetivos”. “Con este modelo queremos una gestión unitaria de los recursos sanitarios y establecer una responsabilidad clínica y económica de los resultados de salud en la población”, ha concluido.