Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

La Gerencia de Vigo descarta recortes en la asistencia

Mario González compare por primera vez tras acceder al cargo

Lunes, 29 de abril de 2013, a las 18:53

Redacción. Vigo
El responsable de la Gerencia de Gestión Integrada de Vigo, Mario González, ha garantizado que no habrá “recortes asistenciales” y, por otra parte, ha fijado “finales de 2014” como fecha para el nuevo hospital, si bien ha precisado que, por el momento, la concesionaria no ha solicitado ninguna ampliación de plazo para las obras.

Mario González.

Así lo ha declarado este lunes en su primera comparecencia desde que hace unos dos meses accedió al cargo, y ha explicado, asimismo, que existe la necesidad de adecuar el gasto al presupuesto que se tiene este año (y que, globalmente, es menor que el de 2012). En todo caso, ha garantizado que “no va a haber ningún tipo de recorte asistencial” y que se incorporarán nuevos tratamientos y medicamentos donde haya una necesidad asistencial que así lo justifique.

González explicó que el presupuesto de este año es “ambicioso” y que implicará un “esfuerzo” desde el punto de vista del personal y del control del gasto corriente. De hecho, explicó que ya se está trabajando en los aspectos donde hay “mayor concentración” de gastos para adecuarlos a las posibilidades de pago, si bien insistió en que no habrá recortes de tipo asistencial.

Otro de los retos de futuro marcados por el nuevo gerente es el nuevo hospital, sobre el que aseguró que “hoy en día, no ha habido petición de ampliación de plazo” para las obras por parte de la concesionaria. En todo caso, ha admitido que en obras de este tamaño pueden darse retrasos y les restó importancia al afirmar que, más que una “pequeña demora”, lo que le preocupa es que la nueva infraestructura “responda a las necesidades asistenciales” de los usuarios.
De hecho, afirmó que el plazo con el que se está trabajando “de entrada” para la puesta en marcha del nuevo hospital es el de “finales de 2014”, mientras que hasta ahora se había dado como fecha el primer semestre de ese año.

Con vistas a este nuevo hospital, el gerente destacó que se trabaja en la “fusión de servicios” que hay en los diferentes centros vigueses y que se trabajará con los profesionales –con reuniones semanales con responsables de servicios y visitas a pie de obra– para estudiar las mejores ubicaciones de cada dependencia en función de las necesidades asistenciales. En ese sentido, ha indicado que habrá que disponer de esta información en un corto periodo de tiempo a fin de que pueda ser aceptada por la dirección de la obra.

Por otra parte, mantuvo que el cambio a un nuevo hospital también tendrá que llevar parejo un “cambio” en determinadas categorías profesionales y, en ese sentido, apuntó que se analizarán las que puedan verse afectadas a fin de que “todo el mundo tenga identificado su nuevo futuro profesional”.

Listas de espera

González destacó que, como “prioridad”, se focalizará la atención en la lista de espera y apuntó que en los hospitales existe "cierto margen" de mejora de la eficiencia, sin tener que recurrir a la “solución fácil de hacer más con más recursos”. Así, destacó que ya se está analizando el margen que hay y que se prevé que ya haya resultados a lo largo de este año.

Entre otros aspectos, consideró que puede haber margen en los protocolos de actuación, en el aprovechamiento de instalaciones y en la organización. Así, aludió a “agotar las posibilidades de contratación en la medida de lo posible” y aprovechar los horarios de los profesionales para destinar recursos a la actividad ordinaria de tarde.

De igual forma, destacó que “es tan importante regular lo que entra –en un hospital– como lo que sale” y, en ese punto, destacó que “no se trata de restringir” sino de “regular” con “criterios claros”. En la misma línea, destacó que los protocolos de inclusión en lista de espera quirúrgica deberán de ser decididos por los propios profesionales y no ser estrictos, de forma que puedan permitir al facultativo 2la medida que en cada momento considere que es la más adecuada”.

En su comparecencia de este lunes, el responsable de la Gerencia de Gestión Integrada aportó los datos de la lista de espera a cierre del primer trimestre del año, los cuales consideró “mejorables, pero un punto de partida bueno”.

En cirugía, destacó que, si bien ha disminuido el número de pacientes, ha aumentado el tiempo de demora media. Así, explicó que, a 31 de marzo, había un total de 6.603 pacientes, de los cuales 239 son de prioridad uno; lo que supone 606 pacientes menos que en el mismo periodo del año anterior y 43 pacientes menos de prioridad uno. En cuanto a los tiempos, destacó que la demora media está en 87,11 días –es de 20,03 en prioridad uno– lo que supone un aumento de 7,23 días.

Por otra parte, la lista de espera en consultas externas es de 37.704 personas y presenta una demora de 67,59 días de media. Estos resultados mejoran los que había a esas alturas de 2012, pues este año se cuenta con 13.997 pacientes menos y 16,5 días menos de demora.

Las especialidades con más lista de espera en cirugía son la general, traumatología y oftalmología y, en consultas, traumatología, oftalmología y dermatología.

Urgencias

En cuanto a la situación de las urgencias hospitalarias, recordó que existe un “problema estructural que limita mucho” y abogó por tener en cuenta el papel de los PAC y la atención primaria y “ser capaces de canalizar las necesidades de atención urgente hacia el dispositivo donde mejor pueden ser atendidas”, pues no todas necesitan acudir a un hospital. En todo caso, consideró que con la nueva infraestructura se solucionarán estos problemas, mientras que ahora hay que dar “soluciones parciales”.

Por último, en cuanto al caso de la octogenaria fallecida mientras esperaba en los servicios de urgencias del Hospital Xeral, destacó que el informe de la inspección médica se ha tramitado a instancias judiciales y que sus conclusiones fueron trasladadas a la familia de la mujer.