Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

La Generalitat sigue sin pagar a los centros públicos de dependencia, según Aerte

La patronal lamenta que se haya incumplido el compromiso y los haya dejado fuera del Plan de Pago a Proveedores

Viernes, 09 de agosto de 2013, a las 12:04

Redacción. Valencia
La Consejería de Bienestar Social debe más de 50 millones de euros a centros de titularidad pública que atienden a más de 5.000 personas con dependencia o discapacidad, según ha denunciado la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes de la Comunidad Valenciana (Aerte). Además, el promedio de tiempo sin cobrar es cuatro veces superior en la Comunidad Valenciana que en el resto de España.

José María Moreno, presidente de Aerte.

Según ha explicado la patronal en un comunicado, esta cantidad adeudada “corresponde a todas las facturas desde octubre de 2012 y, en algunos casos, incluso anteriores”. Además, ha denunciado que los centros de dependencia de titularidad pública han quedado fuera del mecanismo de Pago a Proveedores puesto en marcha por el Gobierno central, lo que complica aún más el problema”.

“Esta situación supone un importante agravamiento para la continuidad de estos centros de titularidad pública que atienden a más de 5.000 personas, entre dependientes y discapacitados”, ha señalado la patronal. “Algunos de los más de 3.000 profesionales ya no cobrarán, de nuevo, sus nóminas de agosto y la mayoría de ellos las de septiembre si no se abonan las cantidades comprometidas por Consejería y ante la dificultad añadida de poder negociar con entidades financieras el adelanto de financiación para la supervivencia de los centros”, ha asegurado.

Ante la insostenibilidad “total” que supone el impago continuado y la falta de ejecución de los diversos compromisos de pago adquiridos por la administración valenciana, Aerte ha solicitado “por vía de urgencia” una reunión a los consejeros de Bienestar Social y conseller de Hacienda y Administración Pública “con el fin de encontrar las fórmulas que permitan un compromiso serio y en firme para poder incluir, tal y como se comprometió la Consejería de Bienestar Social, la deuda acumulada dentro del Mecanismo de Pago a Proveedores”.