Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

La Generalitat recupera tres euros por cada uno que invierte en Biomedicina

El Gobierno aporta 55,4 millones y logra el retorno de 178 millones

Viernes, 20 de junio de 2014, a las 16:10
Redacción. Barcelona
Por cada euro que la Generalitat invierte en los centros de investigación biomédica, recupera tres, lo cual supone una inversión nada despreciable de sus recursos en esta área, tal como revela un informe –el primero de su género en la comunidad autónoma– que analiza datos de 2012 de 19 institutos de investigación autonómicos.
“Este informe constituye un paso más en el ejercicio de la transparencia de la salud pública de nuestro país, único en Cataluña, el resto de España y el mundo”, ha destacado el consejero de Salud autonómico, Boi Ruiz, que también ha querido reconocer la labor de los científicos e investigadores clínicos que mantienen “el alto nivel y posicionamiento del catalán de investigación a nivel internacional”.

Josep M. Argimon, director de la Aquas.

En este sentido, el director general de Planificación e Investigación en Salud, Charles Constante, ha asegurado que “el nivel de investigación es para sentirse orgulloso”. En total, la investigación en Cataluña mueve más de 260 millones de euros. El Gobierno hace una contribución directa de 55,4 millones de euros, mientras que obtiene un retorno de 178 millones de euros de fondos competitivos. De éstos, el 66 por ciento son fondos que las escuelas han obtenido por medio de concurso público internacional, europeo o estatal, o bien iniciativas como La Marató de TV3, entre otros.

El resto de los fondos provienen por lo general de la realización de ensayos clínicos patrocinados por la industria. En 2012 hubo 2,853 ensayos clínicos activos, de los cuales más de un tercio eran sobre el cáncer, seguida por la investigación en enfermedades infecciosas y parasitarias y el sistema nervioso.

Ruiz ha recordado su importancia porque sin investigación “pacientes del futuro podría recibir atención médica desde el pasado”. Un ensayo clínico constituye una evaluación experimental de una técnica diagnóstica o terapéutica, por ejemplo nuevos fármacos, cuyo propósito consiste en evaluar su efectividad y seguridad en seres humanos, y que consta de cuatro fases. En 2012, la mayoría de los ensayos fueron en fase III (47 por ciento), seguidos por los de fase II (27 por ciento), fase IV (19 por ciento) y fase I (7 por ciento).

La mayoría de estos centros de investigación publican sus resultados en revistas de alto impacto, teniendo en cuenta el índice de evaluación de la calidad de las revistas científicas. Y cabe mencionar que cada documento publicado generará un promedio de nueve citas en otros documentos. La investigación en Ciencias de la Salud produce más de 6.400 artículos originales y revisiones indexadas. La investigación catalana representa el 7,67 por ciento del peso de la investigación biomédica en el ámbito europeo y el 2,35 por ciento en todo el mundo. Además, en los últimos tres años los recursos públicos utilizados en este sector han aumentado el 2,5 por ciento mientras que, en el resto del país, ha caído, y la producción científica biomédica ha crecido el 30 por ciento.

“La investigación es un área donde tienes que poner el acento claramente”, declaró Constante. La investigación catalana emplea a más de 10.000 personas en ciencias de la salud, lo que supone 10,037 personas al año 2012, de los cuales el 60 por ciento fueron mujeres. En estos centros de investigación e institutos de salud hay 44 científicos contratados por el Instituto Catalán de Investigación y Estudios Avanzados (Icrea), que es una fundación promovida por la Generalitat.
El informe también tiene en cuenta, del año 2012, a ocho empresas spin-off nacidas de centros de investigación e institutos del país, con el acuerdo de la institución para explotar de forma directa el resultado de una investigación. Además, en ese año se registraron 29 nuevas patentes. “Estamos mucho más empresarios que en el resto del Estado español”, ha contextualizado el director de la Agencia para la calidad y salud evaluación de Cataluña (Aquas), Josep Maria Argimon.

Papel clave en Cataluña

En Cataluña, la investigación biomédica ocupa un papel clave para la inversión y la actividad que desarrolla. Más allá de los efectos sociales y sobre la salud de los individuos y poblaciones, la investigación tiene efectos económicos en el corto, mediano y largo plazo.

En el informe, también se ha analizado el impacto de la investigación en salud en la Vall d ' Hebron Institut de Recerca (VHIR) y las dos organizaciones vinculadas al Hospital Clínic, el Institut d ' Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (Idibaps) y la Fundació Clínic para la investigación biomédica (FCRB).