Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Viernes, 26 de diciembre de 2014, a las 15:15
Redacción. Logroño
La Consejería de Salud y Servicios Sociales considera “absolutamente falsas” las  manifestaciones realizadas por el diputado regional del Grupo Mixto Rubén Gil sobre el cese de la actual coordinadora de compras y logística de la Fundación Hospital de Calahorra. Ni la nueva gerente, María Luz de los Mártires, ni nadie en el hospital o en sus órganos de gobierno ha realizado las acciones que atribuye el citado representante político. Concretamente, esa trabajadora sigue desarrollando ese mismo puesto de trabajo.

De los Mártires.

Las afirmaciones de Rubén Gil “no solamente no están contrastadas, sino que son evidentes mentiras ante las que, lejos de pedir responsabilidades como solicita textualmente, sólo cabe preguntarse cuál puede ser el interés personal que le mueve a esta persona a repetirlas constantemente”.

Igualmente la Consejería de Salud y Servicios Sociales, de la misma manera que ha indicado en anteriores ocasiones,quiere aclarar que las manifestaciones realizadas por este diputado regional en relación a un hipotético detraimiento de fondos destinados a atención a la dependencia para destinarlos a la concertación sanitaria, es también un ejercicio de manipulación con el que el único fin que se puede perseguir es confundir a los ciudadanos a base de hechos que poco o nada tienen que ver con la realidad.

Este representante político vuelve a equivocar detraimiento con modificación presupuestaria, intentando ofrecer una imagen distorsionada más acorde a sus objetivos. Lo que dice la realidad es que La Rioja es hoy un ejemplo para todo el país en aplicación de la Ley de Dependencia y que la concertación para intervenciones quirúrgicas apenas llega al 1,5 por ciento del presupuesto.

La Consejería de Salud y Servicios Sociales lamenta el tono de manipulación que el grupo político al que representa Rubén Gil lleva a cabo contra el sistema público de salud de La Rioja, buscando una notoriedad que es incapaz de conseguir por sus propios medios como partido político.