Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:00

La Fundación Cántabra de la Salud eleva a 13 los despidos previstos en su ERE

Amplía el número de despidos a 5 días de que concluya el periodo de negociación

Miércoles, 25 de abril de 2012, a las 18:40

María José González, gerente de la Fundación.

Redacción. Santander
La Fundación Cántabra de la Salud y el Bienestar Social ha elevado de 12 a 13 los despidos previstos en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se ha impulsado dentro de la reestructuración de esta entidad, que lleva aparejada la supresión de algunos programas que va a asumir la Administración.

Así lo han explicado a Efe fuentes de CCOO, que han lamentado que la dirección de la Fundación haya aumentado en uno el número de despidos, a pocos días -sólo cinco- de la conclusión del periodo de negociación del ERE. CCOO señala que ese despido se corresponde con una trabajadora cuya función era la introducción en un programa informático las solicitudes para las prestaciones de dependencia y datos de los beneficiarios.

CCOO ha criticado la “improvisación” de la dirección de la Fundación, porque, en su opinión, “no es lógico” que se presente un ERE con un estudio económico y que después, a pocos días de cerrarse el periodo de consultas, se ponga sobre la mesa un nuevo despido. A su juicio, este nuevo despido “demuestra que se está mirando individualmente a las personas”.

CCOO lamenta que no hay margen de negociación en este ERE, porque se trata de trabajadores que prestan sus servicios dentro de “programas finalistas”, con una consignación por transferencias de la Administración regional. Así, si se suprime esa financiación, los programas y los puestos de trabajo “están abocados a la desaparición”, según CCOO. Este sindicato cree además que con criterios como los que está mostrando la gerencia de la Fundación tampoco se puede discutir el ERE.

Por su parte, la gerencia de la Fundación Cántabra para la Salud y el Bienestar ha defendido el proceso de reestructuración de esta entidad -que incluye el ERE- para hacerla “eficiente” y “viable”. Esta reestructuración implica que la Fundación dejará de prestar una serie de programas que, según explica su gerencia, va a asumir la Administración.