Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:30

La financiación sociosanitaria, eje de los reproches entre PSOE y PP

Los socialistas critican el anuncio de un convenio con Madrid que califican de “malintencionado”

Lunes, 31 de enero de 2011, a las 11:03

Redacción. Toledo
La financiación de la sanidad y las prestaciones recogidas en la Ley de Dependencia se han convertido en el último caballo de batalla de la precampaña de las elecciones autonómicas. La afirmación de la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, el pasado martes de que "no descarta" acudir a los tribunales si el Gobierno central no satisface sus peticiones de revisión del sistema de financiación para la región, en especial "en lo relacionado con la sanidad y la dependencia" ha encontrado respuesta rápida en la candidata del Partido Popular a la presidencia regional, María Dolores de Cospedal, que ha señalado que le parece "una vergüenza" plantearse esta posibilidad.

María Dolores de Cospedal.

Cospedal, que el lunes anunciaba su intención de firmar un convenio en materia sanitaria con la Comunidad de Madrid si gana las elecciones, se despachaba durante su intervención en el Comité regional de alcaldes del PP de Castilla-La Mancha asegurando que las declaraciones de Araújo son "un engaño para todos los castellano-manchegos" pues, asegura, dan muestra de un cambio de postura del Ejecutivo de José María Barreda, que viene alabando desde enero de 2009 el sistema de financiación aprobado por el Gobierno Zapatero y que fue muy criticado por el Partido Popular por ser "malo para España y para Castilla-La Mancha".

En este sentido, José María Barreda respondía ayer a Cospedal señalando que el modelo de financiación autonómico es "adecuado", al tiempo que precisaba que lo que el Gobierno regional está "discutiendo" es la aplicación de "alguna parte de ese modelo financiero, como el fondo de convergencia que debe funcionar de forma más clara y decidida para cumplir su función y así hacer un esfuerzo para, como dice su propia denominación, lograr la convergencia de las Comunidades Autónomas".

Además, María Dolores de Cospedal hizo referencia a la reclamación por parte de Fernando Lamata y José María Barreda de 200 millones de euros para hacer frente a las prestaciones que figuran en la Ley de Dependencia señalando que el presidente regional "olvida una cosa muy importante: y es que las Junta le debe al Estado 265 millones de euros que fueron un anticipo que el Estado le dio a su Gobierno".

En el mismo sentido, y continuando con los reproches en materia de financiación de las prestaciones de la Dependencia, Cospedal aseguró que la Junta olvida también que "adeuda a los ayuntamientos" una cantidad "muy superior" al dinero que reclama a Zapatero y se ha preguntado si lo que espera Barreda es que los consistorios de la región también "le digan a los ciudadanos que van a dejar de prestar los servicios sociales y que amenacen de insumisión diciéndole que el 33 por cien de los servicios sociales" que hoy prestan se van a dejar de prestar porque Barreda no les paga lo que les debe.

Sin embargo, José María Barreda no está de acuerdo con esta afirmación, y afirma que "hoy en día, Castilla-La Mancha es la responsable de las políticas que afectan directamente a los ciudadanos y que generan mucho gasto como es la Sanidad", y añadía que "nada nos obligaba a transferir esas cantidades a los ayuntamientos y la región lo hizo y el Gobierno autónomo está haciendo un esfuerzo de ahorro y esas ayudas a los consistorios no suponen más del dos o el cinco por ciento como mucho de su gasto corriente".

Convenio sanitario con Madrid

Jesús Fernández Vaquero.

Por otra parte, el anuncio de Cospedal de un convenio sanitario con la Comunidad de Madrid en caso de ganar las elecciones autonómicas fue contestado por el portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, Jesús Fernández Vaquero, quien ha considerado "malintencionadas" y "con falta de rigor" las declaraciones hechas de Cospedal, pues, ha recordado no es necesario rubricar un convenio con la Comunidad de Madrid porque el sistema de salud es "estatal".

Igualmente, el portavoz socialista ha recordado a Cospedal que cuando se negociaron las transferencias de la Comunidad de Madrid ya se contempló dinero por los castellano-manchegos que acuden a sus instalaciones sanitarias para recibir tratamiento.

El portavoz socialista, que ha dicho que el sistema de salud es de todos y no de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha apuntado que los datos ofrecidos demuestran que en Castilla-La Mancha se atiende a todos los ciudadanos que exigen ser atendido por su condición de enfermo.

En este sentido, ha opinado que Cospedal lo único que pretende con sus declaraciones es "cuestionar" algo que los castellano-manchegos valoran y ha asegurado que ésta intenta arañar votos en la zona de La Sagra. Asimismo, ha dicho no entender por qué la colaboración sanitaria con Valencia y Castilla y León funciona y con Madrid no.