Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

La Federación Española de Parkinson forma a sanitarios sobre los síntomas no motores de la enfermedad

Se luchará por desarrollar nuevas prácticas de investigación clínica y terapéutica

Martes, 25 de noviembre de 2014, a las 16:52
Carolina Aragonés. Madrid
La Federación Española de Parkinson (FEP) ha celebrado sus primeras jornadas formativas de la enfermedad dirigidas específicamente a profesionales del sector sanitario, en su mayoría logopedas, psicólogos y fisioterapeutas. 

Las jornadas han destacado por tratar temas poco habituales ya que el objetivo ha sido formar a los profesionales sanitarios en la enfermedad, intercambiar experiencias y conocer en profundidad los aspectos fundamentales de esta patología. “Lo más interesante ha sido hablar de las dificultades que viven los terapeutas al tratar los síntomas no motores de la enfermedad como son la disfagia y los trastornos en la comunicación de los pacientes” comenta María Gálvez, directora general de la FEP.

Javier Font, vicepresidente de Cocemfe, María Jesús Delgado, presidenta de la FEP y Mercedes Jaraba, subdirectora general de Participación y Entidades Tuteladas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

LA FEP forma parte del Comité Asesor del Paciente del Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social Sanitaria (Inidress), junto a cerca de 20 federaciones y asociaciones de pacientes de diferentes patologías a nivel nacional, creado con el objetivo de dar voz e impulsar las actividades que realizan.

A la presentación han acudido más de 30 asociaciones, miembros de la FEP, que han recibido la bienvenida de Javier Font, vicepresidente de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe), María Jesús Delgado, presidenta de la FEP y Mercedes Jaraba, subdirectora general de Participación y Entidades Tuteladas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Un grupo de neurólogos, miembros del comité de la Federación y especializados en la enfermedad, han realizado ponencias sobre la fase más avanzada de la misma y han dado a conocer posibles métodos que dejarían de lado los actuales tratamientos orales y que mejorarían la calidad de vida del paciente a medio y largo plazo.

Espacio de intercambio

Tanto la FEP como las asociaciones participantes en las jornadas coinciden en que “ha sido una experiencia muy útil para todos que nos ha permitido compartir conocimientos y formas de trabajar que nos servirán para mejorar la práctica de nuestro trabajo y el día a día de los pacientes”, afirma Gálvez.

A través de unos cuestionarios, la FEP ha recogido las impresiones, ideas y propuestas de los asistentes para mejorar la situación de la enfermedad en su sector y desarrollar nuevas prácticas de investigación clínica y terapéutica.