20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

La factura farmacéutica desvía las cuentas del gobierno en 2013

La Sindicatura de Cuentas asegura que es una “imputación presupuestaria inadecuada”

Martes, 23 de diciembre de 2014, a las 17:03
Redacción. Valencia
La Sindicatura de Cuentas ha entregado en las Cortes el informe de fiscalización del sector público autonómico del ejercicio 2013. Este organismo ha asegurado que la Consejería de Sanidad debería “reajustar sus estados contables de ingresos y gastos a fin de mantener el equilibrio presupuestario”.

Alberto Fabra, presidente de la Generalitat.

Si en 2013, el presupuesto del Gobierno valenciano dedicado a sanidad ascendía a 4.964 millones de euros, finalmente se liquidaron 6.324 millones como así se puede ver en el informe de la Sindicatura de Cuentas. Es decir, se gastó un 27 por ciento más de lo presupuestado.

De las facturas al margen del presupuesto de la Consejería de Sanidad destacan las del gasto en farmacia. En el ejercicio de 2013 quedaron pendientes de imputar al presupuesto las facturas de farmacia desde septiembre hasta diciembre (372,7 millones de euros) que se incluyeron en las cuentas de 2013. Sin embargo, el año pasado no se incluyeron en el presupuesto liquidado los pagos de diciembre (95,8 millones de euros), que figuran contabilizados en 2014.

“Esta inadecuada imputación presupuestaria tiene efectos sobre el resultado presupuestario y el remanente de tesorería”, asegura la Sindicatura de Cuentas, que recuerda que las facturas de la Consejería de Sanidad ascienden a 1.098,7 millones, de los cuales 613,4 millones de euros son de productos farmacéuticos; 233,4 millones de material sanitario; y 48,2 millones de conciertos sanitarios.

ENLACE RELACIONADO:

Europa investiga el gasto sanitario en la Comunidad Valenciana (11/07/14)