Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 15:40

La Eurocámara estudia ‘forrar’ el 100% de la cajetilla de tabaco con advertencias sanitarias

El comisario de Salud, Tonio Borg, debate junto a los eurodiputados la reforma que deberá entrar en vigor en 2015

Martes, 26 de febrero de 2013, a las 13:22

Javier Leo. Madrid
La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo debate esta semana las futuras restricciones que incluirá la revisión de la directiva de 2001 que regula la composición, el empaquetado y la venta de los productos derivados del tabaco. En su última sesión, presidida este lunes por el comisario de Salud y Consumo, Tonio Borg, los eurodiputados plantearon al Ejecutivo europeo sus dudas acerca de la nueva normativa y presentaron nuevas propuestas para lograr una mayor eficacia en la protección de la salud de los ciudadanos de los 27.

Tonio Borg, comisario europeo de Salud y Consumo, examina una de las cajetillas modelo que propone la nueva directiva.

De entre las propuestas del informe elaborado por la Eurocámara destaca la del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, representado en la Comisión por Martina Anderson (Sinn Féinn, Reino Unido), que ha pedido al comisario Borg que estudie la posibilidad de endurecer la directiva exigiendo que el cien por cien de la superficie de las cajetillas esté “forrada” con advertencias sanitarias. A su juicio, los mensajes e imágenes actuales de advertencia en las cajetillas "han surtido un escaso impacto". En la misma línea se ha manifestado el representante del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea, el sueco Carl Schlyter, al solicitar que este tipo de empaquetado sea “obligatorio” para todos los productos del tabaco.

El ala izquierda del Parlamento Europeo también se ha mostrado a favor de restringir cualquier tipo de aditivo en el tabaco que modifique su olor o su sabor. El objetivo, compartido por todos los grupos parlamentarios, es evitar que los fabricantes de tabaco “camuflen” sus productos para hacerlos más atractivos de cara a los más jóvenes. “La clave de la directiva debe ser que las tabacaleras consigan cada vez captar a menos y menos fumadores”, ha subrayado la ponente principal del informe, la laborista británica Linda McAvan, del grupo socialista europeo.

Prohibir todos los aditivos tóxicos

Desde el centro derecha, el Grupo Popular Europeo ha solicitado que se prohíban todos los aditivos tóxicos del tabaco. Una propuesta también respaldada por los liberales, que además han advertido y pedido acciones concretas al comisario ante los Estados de la Unión “reacios” a restringir el consumo de tabaco en lugares públicos y a “dificultar” el acceso a los cigarrillos (Este de Europa). En esta línea, el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos ha hecho de “abogado del diablo” al señalar el impacto fiscal que supondrá para los Estados la reducción de consumidores de tabaco. “Todo el mundo tiene derecho a estar protegido, pero no debemos olvidar que los gobiernos necesitan de los ingresos generados por la venta de tabaco”, ha comentado la conservadora danesa Anna Rosbach.

Desde la Europa de la Libertad y de la Democracia, Oreste Rossi (Liga Norte, Italia) ha culpado a la ausencia de fronteras dentro de Europa por el aumento de la venta ilegal de cigarrillos. “El 60 por ciento de los cigarrillos que se consumen en la Unión Europea son ilegales, y nadie garantiza su calidad”, ha señalado Rossi. La Comisión de Salud Pública votará el contenido final del informe el próximo mes de julio. Una vez salga del Parlamento Europeo, se espera que la nueva directiva se adopte en 2014, y que entre en vigor en el periodo 2015-2016.

Los socialistas españoles, preocupados por el futuro del tabaco en Extremadura

Desmarcándose de la postura oficial del Grupo Socialista Europeo, el Grupo Parlamentario Socialista del Congreso de los Diputadosha criticado que en la reunión de la Comisión Mixta para la UE de las Cortes Generales celebrada este martes el PP haya votado "contra los intereses de Extremadura y de España" en relación con la directiva relativa a la fabricación, presentación y venta de productos del tabaco.

Según informan los socialistas del Congreso, lo que se discutía era si los Estados miembros deberían tener "más competencias" en relación a la Unión Europea en materia de fabricación, presentación y venta de los productos del tabaco. Así, mientras que el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados ha votado para que España tuviera "más competencias", con lo que "ayudaría al tabaco y a los productores extremeños", el Partido Popular ha votado para que la UE "tenga las competencias en esa materia, posicionándose en contra de lo que viene manifestando Monago y el Partido Popular de Extremadura".

Los socialistas españoles han considerado que la propuesta de Directiva "viola" los principios de subsidiariedad y proporcionalidad y se van a oponer a su tramitación, porque consideran que los objetivos de salud pueden ser conseguidos "perfectamente por los Estados, por cada Estado, sin que la normativa europea deba profundizar tanto que no permita margen para las perspectivas diferentes de los Estados".