15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El turismo sanitario en la UE verá su fin este miércoles

Se aumenta el número de casos en los que se exige autorización previa para ir a tratarse en el extranjero, como quería España

Viernes, 14 de enero de 2011, a las 17:33
Redacción. Madrid

El pleno del Parlamento Europeo aprobará definitivamente este miércoles 19 de enero la nueva norma comunitaria para acotar los derechos de los pacientes que viajan con el fin de recibir tratamiento en otro Estado miembro, por ejemplo para saltarse una lista de espera.

La directiva, que ya ha sido pactada entre la Eurocámara y los Veintisiete, es más restrictiva que el plan original de la Comisión y aumenta el número de casos en los que se necesita autorización previa para ir a tratarse en el extranjero con el objetivo de limitar el 'turismo sanitario', tal y como quería España, que logró un compromiso preliminar durante su presidencia de la UE en el primer semestre de 2010.

En líneas generales, la directiva establece que los europeos no necesitan autorización previa de su país de origen para recibir tratamiento en otro Estado miembro y tienen derecho a que se les reembolse el coste a la vuelta, hasta la cantidad que se les habría pagado de ser atendidos por su sanidad nacional.

El compromiso final dispone que si un jubilado residente en España va a tratarse a su país de origen, será este Estado de afiliación el que pague. En el caso del alemán residente en Mallorca que va a Berlín, sería la sanidad alemana la que se haría cargo de los gastos. En el resto de casos, será el país de residencia el que pague. Es decir, si el mismo jubilado va a tratarse a Francia, sería España la que pague.