15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

La estratificación del Sergas identificará el nivel de salud de los 2,5 millones de gallegos mayores de 14 años

Agrupa a la población mediante la combinación de la información clínica existente

Martes, 21 de octubre de 2014, a las 22:03
Redacción. Santiago de Compostela
La consejera de Sanidad, Rocío Mosquera, ha presidido una jornada de presentación a los profesionales sanitarios de la estratificación por riesgo de la población adulta en la comunidad. Así, tal y como ha remarcado la titular de la cartera sanitaria del Ejecutivo gallego, el Servicio Gallego de Salud (Sergas) ha llevado a cabo, como elemento fundamental de la Estrategia Gallega de Atención Integral a la Cronicidad, dicho proceso de estratificación, que posibilita identificar individualmente el nivel de salud y de complejidad de cada uno de los casi 2,5 millones de gallegos mayores de 14 años.

Rocío Mosquera, consejera de Sanidad; y Antonio Fernández-Campa, gerente del Sergas.

Según la consejera, esto es posible gracias al uso de herramientas que agrupan a la población gallega mediante la combinación de la información clínica existente en las diferentes fuentes disponibles -información de los episodios de hospitalización, de la farmacia, de receta y de la codificación efectuada en atención primaria-, que permite clasificar a la población referida en diferentes estratos de riesgo en función de su morbilidad.

Así, todos los profesionales sanitarios del Sergas, en especial los de Atención Primaria, podrán poner en marcha acciones específicas destinadas a satisfacer las demandas de la ciudadanía en función de su grado de necesidad. Además, permite identificar a aquellos pacientes que tengan un mayor riesgo de descompensación para que se puedan adoptar medidas de anticipación que tengan la finalidad de retrasar la aparición de las mismas, ha subrayado Rocío Mosquera.

En este sentido, para la población clasificada como sana (47 por ciento) se aplican medidas orientadas a la promoción de la salud y prevención de la enfermedad y, para aquella con factores de riesgo o enfermedades crónicas menores (34 por ciento), se fomentará el autocuidado y la capacitación y manejo del propio autocuidado.

“Para aquellos pacientes con enfermedades crónicas estables (15 por ciento) seguiremos avanzando en la aplicación de estrategias de gestión de la enfermedad, y para aquellos pacientes con enfermedades crónicas de mayor complejidad y con altas necesidades de cuidados de salud (4 por ciento) se emplearán estrategias específicas de gestión de los casos”, ha avanzado la titular de la cartera sanitaria.

En esta primera etapa, la principal ocupación estará centrada en los pacientes pluripatológicos en los que la puesta en marcha de medidas anticipativas puede tener como resultado menor número de descompensaciones y por tanto mejor estado de salud y menor mortalidad, -ha remarcado Rocío Mosquera-.