Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

La espera quirúrgica en el Álvarez Buylla se reduce un 5,1 por ciento

En 2010 se ha reducido en tres días el tiempo medio de demora para una intervención

Miércoles, 02 de febrero de 2011, a las 17:55

Ramón Quirós, consejero de Salud.

Redacción. Oviedo
El Hospital Álvarez Buylla, centro de referencia de Área Sanitaria VII (con cabecera en Mieres), cerró el año 2010 manteniendo los buenos resultados asistenciales, de actividad y de calidad del año precedente y con significativas mejoras en las listas de espera lo que le consolida como un centro sanitario de primer orden.

Según ha informado la Consejería de Salud, el cierre provisional de los resultados de lista de espera estructural confirman una reducción del número de pacientes en lista de espera del 5,1 por ciento en diciembre del 2010 con respecto al mismo mes del año anterior.

A lo largo del 2010 se ha reducido en tres días el tiempo medio de demora para una intervención y en un día el tiempo de demora máxima. El número de pacientes en lista de espera de menos de seis meses se ha reducido en un 17 por ciento desde enero de 2010 y la cifra de los que esperan menos de tres meses días baja un 8 por ciento.

La espera media para una intervención quirúrgica fue en junio de 2010 de 53 días, por debajo de los 56 días del conjunto de Asturias y 19 días menos que la media del Sistema Nacional de Salud.

Los tiempos medios de espera de las 11 intervenciones más habituales son siempre inferiores a los de la media del Sistema Nacional de Salud y en algunos casos las diferencias son tan significativas como las siguientes: hernia inguinal (32 días de espera media menos en Mieres), artroscopia (27 días menos) intervención de vesícula (41 días menos), hipertrofia benigna de próstata (41) o juanetes (49)
El número de intervenciones de Cirugía Mayor Programada aumentó en su conjunto con respecto a 2009 en un 1,5 por ciento, llegando a las 3.805 operaciones.

La Consejería de Salud ha recordado que todos estos resultados se han conseguido sin necesidad de derivar ningún paciente a otros hospitales por razones de ocupación del centro sanitario, gracias a las mejoras organizativas impulsadas por los equipos directivos y el compromiso de los profesionales que trabajan en el centro.