Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

La Escuela Cántabra de Salud llega a 11.000 usuarios

Se puso en marcha el pasado 30 de abril

Jueves, 11 de diciembre de 2014, a las 19:30
Redacción. Santander
La Escuela Cántabra de Salud (ECS) ha llegado a 11.000 personas a través de su página web y las redes sociales en sus primeros meses de andadura, desde que se puso en marcha el pasado 30 de abril. Además de la información general sobre la propia escuela, quienes la visitan se interesan mayoritariamente por los cursos y programas de formación y por los contenidos relativos a conductas saludables.

De izquierda a derecha: el coordinador de la Escuela Cántabra de Salud (ECS), Luis Mariano López; el director general de Salud Pública de Cantabria, José Francisco Díaz, y la la subdirectora general de Calidad y Cohesión del Ministerio de Sanidad, Paloma Casado.


Estos son algunos de los datos que se han conocido en el marco de la I Jornada sobre la Red de Escuelas de Salud para Ciudadanos, que se ha celebrado en Santander y en la que han participado expertos de varias comunidades autónomas, pertenecientes a escuelas de salud y programas de paciente activo-experto.

El encuentro ha servido para dar a conocer a nivel nacional la Escuela Cántabra de Salud y el balance de sus primeros meses como herramienta fundamental en la educación para la salud basada en una información rigurosa y de calidad y al mismo tiempo accesible a la población general, y en la formación para el autocuidado y la autogestión de la enfermedad crónica por parte del paciente.

La información sobre asociaciones de pacientes, los servicios de atención sanitaria, los problemas de salud, los niños y adolescentes y la historia clínica están también entre los apartados más visitados de la página web de la Escuela Cántabra de Salud.

Durante los primeros siete meses, la ECS se ha hecho visible a los ciudadanos a través de una página web que contiene información sobre salud y enfermedades, experiencias de pacientes, cuidadores, educadores y profesionales; y se ha desplegado a través de las redes sociales, gracias a lo cual ha llegado a 11.000 personas.

Divulgación y formación

Tras la primera fase de puesta en marcha, la ECS está desarrollando ahora la fase de divulgación, que ya se ha realizado en la Universidad de Cantabria, colegios profesionales, asociaciones de pacientes y centros de salud, ha explicado su coordinador, Luis Mariano López.

También ha comenzado el programa de formación, con cursos sobre inteligencia emocional, información biomédica o envejecimiento saludable, que han tenido gran aceptación especialmente entre las asociaciones de pacientes.

Como objetivos a medio plazo, la ECS se marca incrementar su presencia en las redes sociales, mediante videoconferencias de profesionales o de pacientes activos; o aumentar las actividades docentes y de formación –y así responder, por ejemplo, a la demanda de las asociaciones de padres de los centros educativos-.

Otro proyecto es lograr acreditar la página web con un sello de calidad para así ofrecer mayores garantías de calidad y seguridad, mayor fiabilidad de los contenidos y mayor confianza de los usuarios, así como mayor accesibilidad para los ciudadanos y que, al mismo tiempo, sirva como un reconocimiento al compromiso de mejora continua.

El objetivo principal de la ECS es la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades a través de la adquisición de conductas saludables por la población general, empezando por la educación para la salud de los niños y adolescentes en el entorno escolar y haciendo especial hincapié en el grupo de personas con enfermedades crónicas.

Sus áreas de intervención son la información y formación en salud, la capacitación de las personas para que puedan tomar sus propias decisiones en el cuidado de la salud individual y colectiva, fomentar y propiciar el autocuidado y la autogestión y promover la seguridad de los pacientes. Todo ello se desarrolla en distintos ámbitos de educación para la salud: el entorno escolar, la población general, las personas con enfermedad crónica y el entorno familiar (cuidadores).