13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

La EPOC, base del cambio de modelo asistencial

Después de cuatro años de funcionamiento, los especialistas se plantean incorporar nuevas líneas estratégicas, como las competencias avanzadas para Enfermería

dom 27 octubre 2013. 12.05H

Javier Leo. Madrid
La revisión de la actual Estrategia Nacional para el abordaje de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) será uno de los puntos clave a tratar en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) de este año 2013. Tras cuatro años de funcionamiento, su coordinador científico, Julio Ancochea, asegura que la Estrategia de EPOC “va un paso por delante” de las demás iniciativas nacionales y adelanta que servirá de “paradigma” para el cambio de modelo asistencial que abandera la Estrategia Nacional para el Abordaje de la Cronicidad.

Julio Ancochea, coordinador científico de la Estrategia.

De ahí la importancia de esta revisión, analizada este fin de semana en Valencia en una reunión de alto nivel que ha contado con la representación de 14 comunidades autónomas, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, representantes de las Cámaras y profesionales sanitarios. En declaraciones a Redacción Médica, Ancochea explica que la Estrategia de EPOC “está más viva que nunca” y que su mejora pivota en torno a varios puntos clave, como pueden ser la incorporación de modelos profesionales de competencias avanzadas en Enfermería o la implantación definitiva de una historia clínica digital común en el SNS.

Otros de los puntos sobre los que hará hincapié la revisión del proyecto, en la recta final de su redacción antes de ser remitido al Interterritorial, serán la potenciación de la alianza de la Atención Primaria (AP) y la Atención Hospitalaria en los procesos asistenciales integrados o la decisión de situar a ‘Gesepoc’ como guía de práctica clínica única para todo el SNS. También tendrán su espacio el avance en la inclusión de la EPOC en los programas de salud autonómicos y la incorporación de los objetivos en EPOC como parte de los contratos de gestión de la AP. “Estamos muy satisfechos porque la Estrategia está viva después de cuatro años, y no solo es que esté viva, es que está liderando el manejo integral de la cronicidad en España”, asevera Ancochea.

Sin embargo, no todo son buenas noticias para la EPOC en España. Tal y como recuerda el coordinador científico de la Estrategia, esta enfermedad sigue consumiendo el 0,2 por ciento del producto interior bruto (PIB) por la falta de coordinación en su abordaje. “Todavía hay importantes barreras entre los profesionales y los decisores en varias comunidades, donde además, sus iniciativas individuales están dificultando la implantación de las líneas generales de actuación a nivel nacional”, reconoce Ancochea. La evaluación a través de indicadores objetivos es otro de los puntos flacos del proyecto: “No podemos depender de las valoraciones subjetivas de cada comunidad sobre sus programas”, lamenta.