Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

La Enfermería y la Radiología navarras, reconocidas en Estados Unidos

Sendas investigaciones obtienen un segundo premio y un certificado de mérito

Jueves, 29 de diciembre de 2011, a las 16:08

Redacción. Pamplona
La Sección de Radiología del Hospital Reina Sofía de Tudela ha recibido un certificado de mérito por el trabajo "Dental CT: What to look for beyond dental implants" presentado en el 97 Congreso de la Sociedad Americana de Radiología. Además, un trabajo sobre “Cuidados de Enfermería para la atención de traumatismos costales”, elaborado por un facultativo del Centro de Salud de Estella, ha obtenido el segundo premio Nobecutan de Enfermería 2011.

Hospital Reina Sofía de Tudela.

En el primer estudio, realizado por los radiólogos del Hospital Reina Sofía: Rosa Cozcolluela, Joaquín Martín, José María Mellado, Javier Salceda, Susana Solanas y Nerea Yanguas, se presentaron las indicaciones del TAC dental en diferentes patologías, no sólo previo a la colocación de implantes. El TAC de 64 coronas con el que cuenta el Hospital Reina Sofía de Tudela es uno de los dos equipos instalados en el Servicio Navarro de Salud (el otro está situado en el Centro de especialidades Prínicipe de Viana) que dispone de un programa específico para realizar TAC dental.

Por otro lado, Gonzalo Esparza Imas, diplomado en Enfermería y trabajador del Centro de Salud de Estella, ha obtenido el segundo premio Nobecutan de Enfermería 2011 por un trabajo sobre “Cuidados de Enfermería para la atención de traumatismos costales”. Mediante la aplicación de este plan de cuidados, destaca el autor del artículo, “no sólo se consigue reducir el dolor en el paciente que ha sufrido una contusión costal, sino que también disminuye el tiempo de incapacidad temporal”.

Gonzalo Esparza, que en 2007 obtuvo también el Premio Científico Prontosan por su estudio “Abordaje y manejo de herida aguda. Utilización de poliapositaje en TCE con exposición ósea”, explica que este plan surgió ante un caso recibido en Urgencias del Hospital García Orcoyen de Estella, el pasado mes de junio. Según Esparza “se trataba de un paciente con fractura costal y un fuerte dolor. Dado que el vendaje circular está contraindicado, pusimos un vendaje elástico funcional, protegiendo la lesión con un apósito plástico compuesto de copolímero acrílico y acetato de etilo aplicado mediante aerosol. Incorporamos también unas vendas elásticas adhesivas en el hemitórax afectado, que traccionan y reducen la movilidad de la costilla, pero no influyen en la fisioterapia respiratoria”.