Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

La esperanza de vida en España asciende a 78,66 años en hombres y a 84,65 en mujeres

Madrid, Navarra y Castilla y León son las comunidades más longevas; Andalucía, Asturias, Murcia, Extremadura y Ceuta, las menos.

Jueves, 03 de febrero de 2011, a las 01:38
Redacción. Madrid
La esperanza de vida al nacer en el primer semestre de 2010 se elevó en España hasta los 78,66 años en los hombres --0,11 años más que en 2009-- y los 84,65 en las mujeres --0,09 años más--, según los resultados de la Estadística de Movimiento de Población del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por comunidades, los datos apuntan a que durante el periodo que va de julio de 2009 a junio de 2010, la Comunidad de Madrid, con 82,96 años, la Comunidad Foral de Navarra (82,89) y Castilla y León (82,54) fueron las que alcanzaron una edad mayor. En el otro extremo se encuentran Andalucía (80,29 años), Principado de Asturias (80,84), Región de Murcia y Extremadura (ambas con 80,91) y la ciudad autónoma de Ceuta (78,56).

Respecto a la cifra de fallecimientos se mantuvo en los mismos niveles que en el mismo periodo de 2009, con 199.639, lo que sitúa la tasa bruta de mortalidad en 8,35 fallecidos por cada mil habitantes, frente a los 8,34 del año 2009. Un 2,3% de estas personas eran de nacionalidad extranjera y de ellas, el ochenta por ciento procedían de países de la UE, principalmente Reino Unido y Alemania.

Menos nacimientos y a una edad más tardía

Por otra parte, la edad media de maternidad de las mujeres españolas ha ascendido hasta los 31,12 años, un máximo histórico que se registró entre enero y junio de 2010, periodo en el que además, cayó un 3,2 por ciento la natalidad hasta una tasa de 10,57 nacimientos por cada mil habitantes, la más baja de los últimos cinco años.

De hecho, en el primer semestre de 2010 nacieron 485.901 niños, de los que el 20,1 por ciento eran hijos de madre extranjera, un 0,1 por ciento menos que un año antes.
Además, la edad media en la que las españolas tienen su primer hijo se sitúa en los 29,79, mientras que hace diez años estaba en los 29,09, informa Ep. A juicio del INE, el descenso de la natalidad tiene que ver con "el efecto combinado de una menor fecundidad y de una reducción progresiva del número de mujeres en edad fértil".