Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:40

La dispersión de población obliga a tener abiertos 125 centros de salud

La estructura demográfica de la comunidad cuenta con un porcentaje superior al 20 por ciento de personas mayores de 65 años

Jueves, 13 de marzo de 2014, a las 14:14
Ricardo Martínez Platel / Redacción.
El Gobierno considera muy necesaria la reforma del sistema de financiación, que desde Madrid se pretende llevar a cabo a lo largo de este 2014. El actual modelo, aprobado en el año 2009, resulta “claramente injusto para comunidades como Aragón, puesto que prioriza el criterio de población y beneficia por tanto a regiones con un elevado número de habitantes” apuntan desde Hacienda.

José Luis Saz, consejero de Hacienda.

Por poner ejemplos, el gasto sanitario del sector de Teruel es de de 1.474 euros por persona, en un sector caracterizado por su un alto porcentaje de población rural, con un importante volumen de población mayor de 65 años y gran índice de dispersión. Esto supone casi el doble de gasto que el sector Zaragoza I, de naturaleza casi por completo urbana, muy baja dispersión y sector con menor número personas mayores de 64 años (882 euros por persona).

Así, la dispersión afecta directamente al coste de los servicios básicos, puesto que obliga a la Administración a mantener 125 centros de salud o 75 servicios sociales de base.

Además, no hay que olvidar el elevado nivel de envejecimiento de la población aragonesa, que se asocia directamente a los costes de servicios básicos como la salud o lo servicios sociales.

En concreto, la estructura demográfica de Aragón cuenta con un porcentaje superior al 20 por ciento  de personas mayores de 65 años, tres puntos más que la media española. El índice de sobreenvejecimiento, que se calcula según el número de personas mayores de 85 años y de 65, alcanza en Aragón un porcentaje del 16,1 por ciento.