Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Lunes, 24 de noviembre de 2014, a las 13:00
Redacción. Barcelona
La dispensación del tratamiento poscoital con levornogestrel, popularmente conocido como píldora del día después, se ha desplomado un 50 por ciento en Cataluña desde 2010, cuando este recurso de emergencia empezó a dispensarse en las farmacias.

Boi Ruiz.

Según ha constatado el consejero de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, en una respuesta parlamentaria, en 2010 se vendieron 108.503 tratamientos, una cifra que se redujo a 55.764 el año pasado, el último del que se disponen datos.

La caída ha sido progresiva, teniendo en cuenta que se ha pasado de las 108.503 píldoras de 2010 a las 82.841 de 2011 y las 67.948 de 2012: estos datos se centran en la dispensación farmacéutica sin receta, costeada por las usuarias íntegramente.Ruiz concreta que en relación a la dispensación de la píldora en los centros sanitarios públicos, que principalmente atienden a pacientes que no pueden sufragarla sin receta porque es gratuita, la cifra se ha mantenido estable.

Los centros públicos dispensaron en 2011 un total de 22.157 tratamientos, en 2012, 23.465 y en 2013, 22.470, lo que supone una ligera caída del 4,2 por ciento en un año.

214 tratamientos diarios

Desde que se introdujo la ‘píldora del día después’ en Cataluña en octubre de 2004 se han administrado un total de 734.833, lo que equivale a una media de 214 tratamientos diarios, la cifra incluye los registros de los centros públicos y de las farmacias.