Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:10

La Diputación informará a los responsables del Hospital provincial de Toledo de las conversaciones con el Sescam

El fin de la negociación es que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha asuma la prestación de la asistencia sanitaria del centro

Jueves, 05 de enero de 2012, a las 10:53

Arturo García-Tizón, presidente de la Diputación de Toledo.

Redacción. Toledo
La Diputación de Toledo ha afirmado que las acusaciones de CCOO de que la Institución provincial fomenta incertidumbre entre los trabajadores “son totalmente infundadas” y ha añadido que ya se ha informado a los administradores del centro de la intención de mantener una reunión la semana próxima con los responsables de la Dirección y de los diferentes servicios para informar del estado del proceso de negociación con el Sescam.

Dicha negociación, ha señalado la Diputación en nota de prensa, debe desembocar en la prestación de la asistencia sanitaria en el Hospital provincial por parte del Sescam, en el marco competencial asignado a cada administración.

Igualmente, ha aclarado que el presidente de la Institución provincial, Arturo García-Tizón, viene informando “con absoluta transparencia” del proceso seguido en las diferentes comisiones de seguimiento creadas para avanzar en el proceso de negociación.

El equipo de Gobierno de la Institución provincial ha recibido con “sorpresa” el requerimiento, en los medios de comunicación, por parte de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, solicitando explicaciones sobre la situación actual del centro hospitalario.

De este modo, lamenta las “dudosas intenciones” de CCOO con una nota de prensa “que pretende sembrar dudas entre el personal sanitario, cuando desde la presidencia de la Diputación y desde el Sescam se viene informando de cada paso que se toma en este asunto”.

Además, ha apuntado que “todos” los diputados, empezando por el presidente, están abiertos a cualquier tipo de reunión o consulta, provenga de quien provenga, pero siempre que se haga en tiempo y forma y no alterando los protocolos habituales, o utilizando los medios de comunicación para crear confusión y desconcierto.

Desde el equipo de Gobierno se insiste en la “buena marcha” del proceso de negociación, del que se informará a los trabajadores y a la opinión pública cuando se conozcan los detalles de los acuerdos que puedan alcanzarse, “pero siempre desde el respeto y la consideración a las instituciones, a los empleados públicos y al conjunto de los usuarios de la sanidad pública”.