Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

La deuda de la red concertada aumentó un 7% en 2011

Fue el año en el que comenzaron los recortes

Lunes, 04 de marzo de 2013, a las 11:35

Miquel Argenter.

Redacción. Barcelona
Los hospitales de la red que conforma la sanidad concertada de Cataluña cerraron el 2011, el primer año con recortes presupuestarios, generando más déficit y gastando más de lo que ingresaron, lo que repercutió en un aumento de su deuda del 7 por ciento, desde los 3.334 millones de euros hasta los 3.568 millones.

Así consta en el último informe económico y financiero sobre los hospitales de atención especializada, que publica anualmente el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) en el marco de la Central de Balances, y que especifica que la deuda más elevada de la concertada está en manos de las entidades de crédito, con un total de 1.383,7 millones de euros --un 8,2 por ciento más que los 1.278,6 millones que debía en 2010--.

De este modo, a pesar de los duros ajustes emprendidos por orden del Govern, la sanidad volvió a generar déficit --en esta ocasión menos que el año anterior--, lo que repercute en una escalada progresiva que hace que la deuda total de la concertada haya aumentado en 900 millones de euros durante el último quinquenio.

El director del área de recursos del CatSalut, Miquel Argenter, ha explicado que "una parte importante" de este aumento se debe a las inversiones realizadas en los años anteriores, especialmente durante la etapa expansiva de 2003 a 2010, obras que en gran parte todavía están por pagar, y ha defendido el trabajo realizado por el sector para adecuarse a una situación muy complicada.

Argenter ha considerado "lógico" el aumento de la deuda, porque los resultados del ejercicio han producido unas pérdidas cercanas a los 51,6 millones de euros, y ha reconocido también que la ratio de endeudamiento ha empeorado, mientras que ha cambiado el porcentaje de deuda a corto y largo plazo --ahora el 34 por ciento es a corto plazo frente al 25 por ciento de 2010--.

Asimismo, el director ha justificado que parte del incremento de la deuda se debe a cambios en la contabilidad de los centros, y ha asegurado que sin la recalificación de operaciones la deuda habría crecido solo un 2 por ciento, y no el 7 por ciento.

Comparativa con el ICS

El Instituto Catalán de la Salud (ICS), que engloba a los ocho hospitales públicos más grandes de Cataluña, presenta por contra un resultado mejor, ya que después de reorganizar servicios internos, como el cierre de algunas urgencias nocturnas y la reducción de salarios, cerró el 2011 sin generar más déficit.

El informe indica que la reducción de ingresos procedentes del CatSalut fue del 3,48 por ciento, y recuerda también que en 2010 se pusieron en funcionamiento cuatro centros, lo que dificultó todavía más la reducción del gasto.

El principal ahorro se produjo en la partida de personal, aunque el estudio recoge que el ajuste fue más duro en la sanidad pública que en la concertada, ya que mientras el ICS disminuyó su plantilla un 4,4 por ciento y ahorró en personal el 9,1 por ciento, la concertada solo ahorró el 3,9 por ciento --influye la puesta en marcha de hospitales que obligó a contratar personal--.

El balance concluye que, aunque el resultado agregado de la red hospitalaria mejora en 2011 --pasa de registrar pérdidas de 137,7 millones a perder 89,6 millones-- "hay que matizar este resultado, porque si excluimos los centros del ICS, el resultado empeora", pasando de pérdidas de 12 millones a otras más elevadas de 51,6 millones, algo que achaca a que el ICS, a diferencia de la concertada, aumentó sus ingresos.