Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:50

En 2012 ya se le deben 4.000 millones a la industria

Las patronales mantienen negociaciones abiertas con las administraciones

Jueves, 04 de octubre de 2012, a las 01:43

Eduardo Ortega / Enrique Pita. Madrid
El Plan de Pago a Proveedores contentó a las empresas ligadas al sector sanitario, que vieron como la deuda histórica del Sistema Nacional de Salud quedaba enjugada, al menos a 31 de diciembre de 2012. Y ese ‘al menos’ es lo preocupante, porque desde entonces la deuda no ha hecho sino crecer. A mitad de año, la patronal de los laboratorios farmacéuticos, Farmaindustria, cifró que ya se debían cerca de 1.500 millones a sus socios. Por su parte, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) recogía datos a 31 de mayo y la deuda alcanzaba ya 1.391 millones.

El presidente de Fenin, Daniel Carreño (izquierda), y el presidente de Farmaindustria, Jordi Ramentol.

Lo que parece claro es que desde entonces no solo no se ha contenido, sino que no ha parado de crecer. Fuentes de Fenin han asegurado a Redacción Médica que la deuda acumulada a 31 de agosto es de 2.055 millones, es decir, casi 700 millones más que en mayo. Por su parte, Farmaindustria explica que todavía no ha actualizado la cifra, pero todo indica, en función del crecimiento de la deuda con Fenin, que también supera con creces esos 1.500 millones de junio.

Fuentes de ambas patronales han señalado a Redacción Médica que las negociaciones con los gestores públicos “son una constante”, pero, aun con eso, el tono de preocupación es significativo. Jordi Ramentol, presidente de Farmaindustria, ha asegurado que confía en que el problema se pueda solucionar “como mínimo en parte” durante lo que resta de año y mediante el remanente del presupuesto extraordinario para abordar facturas impagadas, es decir, del Plan de Pago a Proveedores. Sin embargo, para que esto fuera posible sería necesario que las autonomías se sumaran a la política de pago de deuda vencida, según declaraciones de Ramentol recogidas por Europa Press.

El problema, además, cuenta con una derivada. Según ha podido saber Redacción Médica, aún quedan facturas sin cobrar de 2011, que podrían corresponder a operaciones con fecha en los meses de noviembre o diciembre del pasado año. En este sentido, desde Fenin se sitúa esta deuda en 345 millones, lo que sumado a lo que acumulado en los meses transcurridos de 2012 eleva la cifra, solo con la industria de tecnología sanitaria, a 2.400 millones. Por tanto, la previsión de deuda con ambos sectores en estos momentos superaría los 4.000 millones holgadamente. En todo caso, Ramentol ha explicado que el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, es muy sensible a esta cuestión y está trabajando junto a ambas patronales para resolver la situación, aunque la raíz del problema es, en esencia, que no hay dinero.