16 dic 2018 | Actualizado: 18:30

La descolegiación para Medicina amenaza a 2.000 empleos

Hay unas mil personas que trabajan de forma estable en los colegios de médicos

jue 12 mayo 2011. 01.51H

Óscar López Alba. Madrid
La intención de algunos técnicos del Ministerio de Economía de dejar sin colegiación obligatoria a los profesionales sanitarios que trabajen en la sanidad pública, alentados por los vientos liberalizadores de Europa, ha puesto en guardia desde hace tiempo a los Consejos Generales de Médicos y de Enfermería.

Juan José Rodríguez Sendín preside la OMC.

No hace mucho ambos celebraban de forma conjunta una cumbre internacional para demostrar que en otros países la colegiación sanitaria ni se discute, y sus líderes, Juan José Rodríguez Sendín (médicos) y Máximo González Jurado (enfermeros) se entrevistan desde hace casi un año con diversos dirigentes políticos para lograr los apoyos que frenen la intención del departamento que dirige Elena Salgado.

La estrategia conjunta está funcionando al menos en la visibilidad que están consiguiendo, pero el objetivo parece lejano aún. Por eso intentan acumular ‘ases’ en la manga por si hay que jugar de una forma más contundente. Uno de estos ‘ases’ es un estudio que ha elaborado la Organización Médica Colegial (OMC) sobre los empleos directos e indirectos que generan los colegios de médicos en nuestro país.

“El tema del empleo no es una argumentación prioritaria cuando se habla de colegiación sanitaria. Están por delante temas como la seguridad del paciente y la calidad de la asistencia”, señalan fuentes de este Consejo General de Médicos, “pero en determinado momento, si las cosas se tuercen, habrá que sacar todo para que la gente sepa la realidad a la que nos enfrentamos”, concluye.

Según este trabajo, los colegios de médicos dan empleo directo a unos mil trabajadores (Administración, comunicación, servicios) e indirecto a más de 800, por lo que su supervivencia está ligada a la de los puestos de trabajo de casi 2.000 personas. Es una cifra que el Consejo General que preside Juan José Rodríguez Sendín aún no ha querido poner sobre la mesa, pero que lo hará llegado el momento. Por ahora el informe espera su momento en un cajón de la sede de la madrileña Plaza de las Cortes.