Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

La crisis lleva a la privada a despedir a uno de cada cinco de sus sanitarios

Las estadísticas del Ministerio revelan que la sanidad privada ha reducido un 18,7 por ciento su plantilla sanitaria. Un 11 por ciento menos de médicos y un 17,3 de enfermeras

Jueves, 26 de septiembre de 2013, a las 18:17

Javier Leo. Madrid
Decenas de noticias en el último año han confirmado al colectivo sanitario lo que ya estaban viendo en su día a día: la crisis está llevando a la sanidad a reducir significativamente sus plantillas. Además de la pérdida retributiva, no hay renovaciones, no se amortizan las jubilaciones y la temporalidad gana terreno a los puestos fijos dando pie a la sobrecarga asistencial. Debido a su mayor volumen, la idea preconcebida situaba a la sanidad pública como la gran responsable de las desastrosas cifras de empleo sanitario. Pero resulta que es la sanidad privada la que más ha pulido sus plantillas, al menos entre los años 2010 y 2011.

Así lo demuestra la Estadística de Centros de Atención Especializada en Hospitales de 2011 publicada este mismo jueves por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Si bien la comparación con el año anterior es complicada debido a que el Ministerio solo dispone de un “informe provisional” con las cifras de 2010 (difícilmente contrastable con la nueva estadística), las cifras generales dejan unos números alarmantes: los centros de atención especializada privados prescindieron en ese periodo de 9.179 profesionales sanitarios, uno de cada cinco de su plantilla, pasando de 48.973 en 2010 a 39.974 en 2011.

En ese mismo espacio de tiempo, los hospitales de titularidad pública incrementaron su porcentaje de personal sanitario un 1,7 por ciento, 6.082 profesionales más que en 2010, hasta los 340.848. Por profesiones sanitarias, los médicos son los únicos que salen mal parados tanto en los hospitales públicos como en los privados. En total, el sistema sanitario español prescindió de 2.658 médicos ese año, dejando el total de galenos empleados en 83.289 (-3%). Comparando las tablas de personal facultativo de 2011 con la de personal vinculado por categorías de 2010, los centros públicos redujeron su número de médicos un 2,5 por ciento (1.989 menos, hasta los 77.270) y los privados un 11,3 por ciento (769 menos, hasta los 6.019).

Personal vinculado por categorías según dependencia. Año 2010. Fuente: MSSSI.

En estas cifras no se incluyen a los MIR, que aumentaron un 5,3 por ciento en su conjunto (no hay datos disgregados entre pública y privada), hasta los 20.721 residentes en 2011. Tampoco se incluye al personal colaborador, del que no hay datos de 2010 en el “informe provisional” de Sanidad, pero en 2011 registraba a 25.179 médicos empleados.

Trasvase de enfermeras de la privada a la pública

Con Enfermería se observa un trasvase de profesionales de los centros privados a los públicos. Entre 2010 y 2011 la sanidad privada redujo su plantilla de diplomados en Enfermería un 17,3 por ciento (2.802 profesionales menos, hasta los 13.339), mientras que la pública la aumentó un 1,5 por ciento (1.959 enfermeras más, hasta las 130.273). El resultado final es que los despidos en la privada no han podido ser reabsorbidos por la pública y, en total, el número de enfermeras empleadas en centros de atención especializada españoles cae un 0,5 por ciento, hasta los 143.612 profesionales (843 menos que en 2010).

Otras profesiones sanitarias como el grupo de fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y logopedas, caen un 1,4 por ciento en todo el sistema, quedando por debajo de los 6.400 profesionales. El número de matronas sube un 1,2 por ciento, hasta rozar las 4.300 entre centros públicos y privados. El personal no sanitario también ha sufrido los efectos de la crisis. Como sucede con los médicos, tanto la privada como la pública han reducido considerablemente su masa laboral en este campo. La privada reduce un 10,6 por ciento su personal no sanitario (2.066 empleados menos, hasta los 17.331). La pública prescindió de 399 profesionales en esta categoría (-1,7%, hasta los 117.695).

Menos ingresos, más consultas, menos urgencias

En otro orden, del informe destaca (comparando con 2009, no con 2010) que los hospitales españoles registraron en 2011 un total de 5.229.825 de ingresos (un 0,7% menos que en el año 2009), los cuales han causado 40.010.920 estancias (un 5,3% menos que en 2009). En ese año se realizaron en el sector hospitalario, además, 87.822.219 consultas, lo que supone un aumento del 7 por ciento respecto al año 2009. En el área de urgencias, con 26,44 millones de urgencias atendidas, se registró un 1,7 por ciento de disminución de la actividad. Por último, aumento en esa misma proporción la actividad quirúrgica, con casi 5 millones de intervenciones.