Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

La crisis hace peligrar el uso de la innovación en Oncología

Varias sociedades reclaman homogeneizar los procedimientos para evitar desigualdades

Jueves, 28 de febrero de 2013, a las 15:31

Carlos Cristóbal / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
La crisis, los recortes y la racionalización de los recursos están poniendo en riesgo el acceso rápido y equitativo de los enfermos a la innovación en materia oncológica. Esa es la lectura más importante que se ha podido sacar de la presentación del documento ‘Por una Atención Oncológica de Calidad. El valor de la innovación’, impulsado por la Fundación para la Excelencia y la Calidad de la Oncología (ECO). En ella se ha pedido una regularización nacional que acabe con las diferencias existentes en entre comunidades autónomas, provincias e incluso centros.

Juan Jesús Cruz, presidente de SEOM; Eduardo Díaz-Rubio, vicepresidente de la Fundación ECO; Begoña Barragán, presidenta de Gepac; y Carlos Camps, presidente de la Fundación ECO.

La presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac), Begoña Barragán, ha sido la más rotunda a la hora de exponer una situación que ha calificado de “muy preocupante”. “Las barreras de acceso a los fármacos novedosos son cada vez más grandes”, ha indicado antes de denunciar que, en ocasiones, “se están incumpliendo” los derechos de los pacientes y que los médicos reciben coacciones para no prescribir productos que están aprobados. 

“Si se decide poner límites económicos a la atención, exigimos que se den explicaciones al respecto”, ha exigido Barragán. A este mismo respecto se ha referido también el presidente de la Fundación ECO, Carlos Camps, que ha señalado a la falta de inversión y cooperación, además del exceso de burocracia interna, como principal motivo de la situación. “Existe una gran preocupación entre las instituciones, las asociaciones y los pacientes en torno a que los avances no se apliquen debido a la crisis”, ha agregado.
 

Carlos Camps.

Begoña Barragán.

La falta de un procedimiento unificado ha propiciado que cada Comunidad Autónoma, provincia, e incluso centro hospitalario, siga unas directrices que en las que en ocasiones tiene demasiado peso el factor presupuestario. “Se están reevaluando indicaciones de tratamientos ya aprobados y estableciendo limitaciones en el uso de muchos de ellos, generando situaciones de auténtica desigualdad”, ha explicado Barragán, que ha señalado a País Vasco, Asturias, Cataluña, Andalucía o Madrid como autonomías en las que pacientes se están viendo afectados por diferencias de trato.

Para encontrar la solución a esta problemática el vicepresidente de la Fundación ECO, Eduardo Díaz-Rubio, ha asegurado que “es fundamental que los decisores políticos y gestores sanitarios establezcan prioridades y planifiquen el acceso a la innovación”. Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Juan Jesús Cruz, ha destacado la “necesidad” de asignar los recursos suficientes a la asistencia sanitaria de los pacientes oncológicos, además de la importancia que tiene mantener la inversión en innovación.

El documento ‘Por una Atención Oncológica de Calidad. El valor de la innovación’  presenta una serie de recomendaciones entre las que destacan separar la gestión clínica y la económica, la publicación de los resultados en cáncer en cada centro, o la priorización presupuestaria en innovación.