Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:05

La ciencia “sigue estancada” a la espera de un pacto de Estado y la aprobación de la Agencia Estatal de Investigación

El gasto durante el año pasado ha supuesto el 1,24 por ciento del Producto Interior bruto.

Domingo, 28 de diciembre de 2014, a las 15:05
Redacción. Madrid
El balance de este año 2014 que realiza la Confederación Española de Asociaciones Científicas (Cosce) y la Federación de Jóvenes Investigadores (Fji/Precarios) es que la ciencia continua estancada y su situación no ha mejorado en los últimos años. Las entidades consideran que se debe a un problema de inversión y estructural. Por ello, ambas  se han ofrecido a colaborar con los partidos políticos de car a las próximas elecciones generales en 2015.

Uno de los principales problemas que se apunta es que la ausencia de financiación  en ciencia por parte del Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), de este año y para el próximo “apenas se ha apreciado una subida”. Desde Fji/Precarios, han manifestado que es la falta de fondos para poder seguir investigando y estudiando es un problema en nuestro país. Por otro lado, han explicado que el dato esclarecedor es que los recortes acumulados desde el año 2009 en la partida presupuestaria dedicada a la Investigación, Desarrollo y a la Innovación (I+D+i) supera el 40 por ciento.

En definitiva, el gasto durante el año pasado ha supuesto el 1,24 por ciento del Producto Interior bruto (PIB), una cifra que tal y como explican desde estos colectivos está muy por debajo de la media europea, que se sitúa en el dos por ciento y que es inferior al objetivo del tres por ciento que marca la Unión Europea para 2020.

Carlos Andradas, presidente de la Cosce ha explicado que la situación “está retrasando el trabajo de muchos equipos de investigación” y que por lo tanto la investigación española “sufrirá las consecuencias en los próximos años y se traducirá en menos proyectos presentados y menos publicaciones”.

La fuga de cerebros y una agencia estatal para 2015

Uno de los principales problemas de la I+D española es la marcha de investigadores a otros países a consecuencia de la crisis económica y la falta de trabajo en España, lo que es comúnmente conocido como ‘fuga de cerebros’. En este sentido, la Fji/Precarios ha denunciado que la mayoría de los jóvenes no tienen ningún tipo de estabilidad y se ven condenado a la precariedad o el exilio”. Un hecho que éstos consideran que demuestra la paralización de la actividad.

Por otro lado, parte de la futura recuperación estaría en la creación de la Agencia Estatal de Investigación. Un proyecto que debería haberse llevado a cabo en el año 2012 y que se lleva retrasando todos estos años. La agencia supondría un cambio en el modelo de organigrama en el sistema español y otorgaría más independencia.  Asimismo, se produciría una de las principales reclamaciones del colectivo científico,  un pacto de Estado que mantenga la I+D+i estable a pesar de los cambios de Gobierno.