Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

La coordinación sociosanitaria, ante el escollo de la financiación

La patronal de la dependencia madrileña ha reunido a representantes de las consejerías de Sanidad y Asuntos Sociales

Viernes, 23 de mayo de 2014, a las 16:46
Enrique Pita / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Sanidad y servicios sociales están destinadas a confluir y converger en el mismo eje, el paciente. Sin embargo, la necesidad de abordar la coordinación entre ambos espacios lleva postergándose más de dos décadas, a pesar de estar presente, de forma nominal, en distintas normativas y estrategias. Así, y aunque hay diversos ejemplos y modelos exitosos, lo cierto es que no termina de llegar el paso definitivo que convierta la teoría en realidad.

Desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se están liderando iniciativas para la creación del espacio sociosanitario y para hacer efectiva esa coordinación, y ya se ha marcado una fecha en el calendario: después del verano estará preparado el documento de consenso con las autonomías  que debe convertirse en la pieza maestra, en la clave que sostenga el futuro de la coordinación. Sin embargo, representantes de las consejerías de Sanidad y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid han coincidido en señalar que la definición de este espacio debe ir acompañada de los pasos necesarios para salvar dos escollos fundamentales: la financiación de la atención sociosanitaria y las trabas legislativas.

Desde la izquierda: Mercedes Navío, coordinadora asistencial de la Oficina de Salud Mental de la Dirección General de Atención Especializada; Joaquín Sastre, responsable de la Comisión de Sanidad de Amade; Jesús Vidart, director general de Gestión Económica y de Compras de Productos Sanitarios de la Consejería de Sanidad; José Ramón Menéndez, director general del Mayor de la Consejería de Asuntos Sociales; Javier Gómez, presidente de Amade; Antonio Alemany, director general de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad, y Julio Zarco, director general de Atención al Paciente de la Consejería de Sanidad.


En este sentido, Jesús Vidart, director general de Gestión Económica y de Compras de Productos Sanitarios y Farmacéuticos de la Consejería de Sanidad, se ha preguntado quién será quien financie la atención sociosanitaria, si el Sistema Nacional de Salud o la Ley de Dependencia. Un ejemplo ilustrativo de este problema sería el de una persona mayor que sufre una rotura de cadera de la que es operada en el sistema sanitario, pero la fase de rehabilitación la hace en la residencia en la que vive, que depende del sistema de servicios sociales. Así, Vidart, que ha participado en una mesa redonda organizada por la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (Amade), ha recordado que la sanidad es universal, pública y gratuita, y sin embargo en servicios sociales hay copagos, por lo que cabe preguntarse qué ocurrirá con lo sociosanitario. “La coordinación sociosanitaria corre el riesgo de ser un castillo de naipes”, ha advertido, y ha reconocido que, aunque “estamos trabajando mucho en ello, queda mucho por hacer”, y ha abogado por empezar de cero, adaptando la Ley de Dependencia o la Ley del Medicamento a la realidad sociosanitaria.

Esta idea ha sido compartida por el resto de participantes en la mesa, aunque con ciertos matices. Así, el director general del Mayor de la Consejería de Asuntos Sociales, José Ramón Menéndez, se ha sumado a esta perspectiva y aunque ha señalado que si bien la financiación de ambas patas, la sanitaria y la social, son diferentes, sí se pueden hacer esfuerzos por la coordinación al tiempo que se avanza en los necesarios cambios normativos. Así, ha apuntado la necesidad de homogeneizar procesos, en especial en lo que se refiere a los canales de comunicación entre ambos sistemas o en lo que afecta a las derivaciones.

Por su parte, el director general de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad, Antonio Alemany, ha señalado que si bien es cierto que existen “trabas” presupuestarias y legislativas “no podemos ampararnos en ello para no avanzar” y ha apostado por fomentar el diálogo entre los distintos agentes que participan en ambos sectores para, en definitiva, “atender al paciente allí donde sea mejor para él”. En este sentido, el director general Atención al Paciente de la Consejería de Sanidad, Julio Zarco, ha recordado que existen ya experiencias positivas de coordinación, como la que existe entre Atención Primaria y Especializada, y ha apuntado hacia la Estrategia de Crónicos de la Comunidad de Madrid que está poniéndose en marcha como un ejercicio del esfuerzo para lograr la convergencia entre sanidad y servicios sociales