Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:40

La coordinación sociosanitaria, clave del modelo de atención al trastorno mental grave

El paciente se incluye en la propuesta de objetivos del plan de actuación

Jueves, 18 de septiembre de 2014, a las 19:10
Redacción. Murcia
La Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia ha publicado un nuevo modelo de abordaje integral para el proceso de atención al trastorno mental grave (TMG), que supone un impulso para la coordinación sociosanitaria en salud mental.

Manuel Ángel Moreno, gerente del Servicio Murciano de Salud.

El ‘Proceso de atención al trastorno mental grave: modelo de abordaje integral de Molina de Segura’, como novedad, incluye al paciente en la propuesta de objetivos del plan de actuación coordinada o establece desde el inicio la coordinación con Atención Primaria (AP) para el control de su salud física, en línea con la actualización de la guía de esquizofrenia y de otras actuaciones llevadas a cabo por la Subdirección de Salud Mental (como el protocolo de continuidad de cuidados de Enfermería) o el proyecto ‘Intégrame’, promovido por la consejería.

Aunque, sin duda, la principal novedad del ‘modelo Molina’, como informa Sanidad, es la coordinación sociosanitaria, a la que se dedica todo un capítulo. Una relación que se realiza en la práctica a través de comisiones de trabajo reunidas regularmente. Se pactan objetivos comunes y se tratan problemas concretos, lo que redunda en beneficio de personas que en muchos casos sufren una severa dependencia o discapacidad.

El trabajador social del centro de salud mental se convierte, asevera la consejería, en el eje vertebrador de la coordinación, convocando; la "Comisión de gestión de casos" (en la que participan todas las Unidades de Trabajo Social de Molina, así como otros programas de Servicios Sociales como Dependencia, Familia y Menor, Ayuda a domicilio, etc); la "Comisión de seguimiento", a la que acuden el programa de acompañamiento, la asociación de familiares (Afesmo, AFES) e ISOL (inserción socio-laboral); o la "Comisión de coordinación general".

Con todo esto, los profesionales de servicios sociales y de las ONG o asociaciones que trabajan en el ámbito de la enfermedad mental, participan desde el principio en la elaboración del Plan de Actuación Coordinada, recomendado por la guía de esquizofrenia, editada también por el Gobierno de la comunidad, Salud Mental y el Servicio Murciano de Salud.