Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:00
Miércoles, 11 de diciembre de 2013, a las 13:34
Redacción. Madrid
El Hospital Gregorio Marañón ha puesto en marcha una consulta de telemedicina pediátrica que permite realizar la visita médica por vía telemática. De esta forma, se pueden llevar a cabo consultas médicas a distancia por un especialista mientras que el paciente permanece en su domicilio o cualquier otro punto con conexión a Internet, mejorando así el acceso del enfermo al sistema sanitario.

El consejero de Sanidad ha comprobado el funcionamiento de la consulta de telemedicina en el domicilio de una paciente.

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha podido comprobar este miércoles el funcionamiento de este nuevo servicio de telemedicina, asistiendo a una consulta desde el domicilio de uno de los pacientes pediátricos.

La nueva consulta de telemedicina evita que los padres y los niños tengan que acudir al hospital y las molestias que este desplazamiento les pueda ocasionar, especialmente a personas que viven lejos del centro sanitario o con problemas de movilidad o transporte. En esta fase inicial, son ya 35 los pacientes pediátricos que se están beneficiando de esta nueva consulta; cifra que se ampliará paulatinamente los próximos meses.

Además, también se ahorra el tiempo de espera, ya que se conecta con el pediatra a una hora fijada, se evita mover al niño de su domicilio, especialmente niños con enfermedades crónicas o con dificultad de movimiento; los padres se puede conectar desde casa o centro de trabajo, sin necesidad de perder su jornada laboral; las citas sucesivas se gestionan desde el hospital y se les remiten por correo ordinario; y además, los padres se ahorran los costes de desplazamiento.

Entrega de resultados y pacientes crónicos

En la primera fase se están llevando a cabo consultas en un grupo de lactantes ingresados por pausas de apnea y que son dados de alta a su domicilio con un monitor cardiorespiratorio y que requieren de un seguimiento de entre seis y doce meses. Con la telemedicina se ha reducido su número de vistas al hospital y el seguimiento se realiza por videoconferencia. También se ha comenzado a entregar resultados de analíticas y se ampliará al seguimiento de otros pacientes con enfermedades crónicas como VIH, diabetes o infecciones cronificadas.

El segundo objetivo de este proyecto es mejorar la relación con otros profesionales sanitarios del ámbito de la atención primaria y dar soporte científico a hospitales del tercer mundo estableciendo una colaboración permanente.