10 dic 2018 | Actualizado: 18:30

La Consejería envía cartas a los sanitarios para evitar confusiones con la tarjeta sanitaria

Afirma que Murcia es “más garantista que ninguna comunidad con su Ley de Salud del año 2009”

lun 28 noviembre 2011. 14.59H

Redacción. Murcia
La Consejería de Sanidad va a enviar cartas a los centros de salud para evitar que se extienda la polémica surgida la pasada semana en torno a la tarjeta sanitaria, según explicó en rueda de prensa la consejera Ángeles Palacios, quién aseguró que "nadie en esta Región carece de asistencia".

María Ángeles Palacios.

Palacios, al inicio de la comparecencia con motivo del día mundial del Sida se dirigió a los periodistas para "por lo menos a nivel regional, ya que a nivel nacional nos esta costando mas trabajo, acabar de una vez por todas con esta polémica que se ha suscitado con las tarjetas sanitarias".

Señaló que el Instituto Nacional de la Seguridad Social envía a la Comunidad de Murcia un listado con las personas que han causado baja y ante tal información advirtió la consejera que la Consejería tenía dos opciones, "o no hacer nada o hacer algo", y se ha optado por lo segundo, es decir, por comunicar al interesado que no tenía el número de la tarjeta sanitaria al ser dado de baja por el INSS y que debe dirigirse a su centro de salud a subsanarlo. "Ningún ciudadano que viva en la Región de Murcia no tiene asistencia sanitaria. Todos los habitantes la tienen garantizada y eso es suficientemente claro", aseveró, y agregó que Murcia es más garantista que ninguna comunidad autónoma con su Ley de Salud del año 2009.

"Me parece muy triste y lamentable que por ser la única comunidad autónoma que sí tenemos esa cobertura universal, seamos precisamente la que estamos en boca de toda España como que hay determinados ciudadanos que no tienen asistencia sanitaria", manifestó Palacios, quién reiteró que es falso que no se haya atendido a alguna persona.

"A nadie que llega a un centro de salud o a un hospital porque no tenga su tarjeta sanitaria no se le atiende o se le echa a la calle; no se ha hecho nunca, ni se va a hacer", concluyó.