Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Lunes, 21 de marzo de 2011, a las 11:06

Redacción. Guadalajara
El Gobierno de Castilla-La Mancha ha invitado a los profesionales de la materia a participar en la elaboración de la nueva Ley de Salud Pública, con el objeto de perfilar las líneas principales que marcarán las actuaciones que se lleven a cabo en la región en los próximos años.

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, presidió la pasada semana en Guadalajara una jornada con los profesionales de Salud Pública de la provincia que, según sus propias palabras, se ha organizado como “un encuentro de reflexión para clarificar qué pretendemos hacer en salud pública y cómo debemos encajarlo con los ámbitos nacional e internacional”.

Lamata, en el centro, junto a Berta Hernández, directora general de Salud Pública; y Manuel Oñorbe, esponsable del grupo de trabajo para elaborar la Ley de Salud Pública.

Acompañado por la directora general de Salud Pública, Berta Hernández; el delegado provincial de Salud y Bienestar Social, Juan Pablo Martínez Marqueta, y el responsable del grupo de trabajo para elaborar la Ley de Salud Pública, Manuel Oñorbe, el consejero ha debatido con los responsables de la Salud Pública guadalajareña del sector en la actualidad y han expresado sus ideas y propuestas acerca de cómo creen que debe ser su futuro.

El inicio de los trabajos para elaborar una Ley de Salud Pública se sustenta en la idea de fortalecer la seguridad y protección de los ciudadanos frente a los riesgos de salud, lo que requerirá una actualización de los contenidos y servicios públicos que se ofrecen en este ámbito.

Por ello, el pasado mes de enero se constituyó en Toledo la primera comisión para el estudio y preparación de la Ley Regional de Salud Pública, compromiso adquirido por el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que tendrá seis meses para presentar un informe de la situación de la salud pública en la región y las líneas principales del anteproyecto de esta nueva norma.

La futura Ley pretende revisar los contenidos y estructuras organizativas de la salud pública, adecuándolos a los nuevos retos de la globalización derivados de las diversas crisis internacionales de salud pública de los últimos años, las expectativas crecientes de la población, las profundas transformaciones derivadas de la evolución social, creciente movilidad de las personas, bienes y mercancías, movimientos migratorios y la multiculturalidad asociada.

La nueva normativa pretende igualmente mejorar la coordinación y reforzar la importante labor que llevan a cabo todos los profesionales que trabajan en este ámbito en la Castilla-La Mancha, uniéndose al esfuerzo legislativo que en materia social y sanitaria ha acometido en esta Legislatura el Gobierno del presidente Barreda con la aprobación de las leyes de Derechos y Deberes en Materia de Salud, Servicios Sociales y Familias Numerosas y Apoyo a la Maternidad, además de estar a punto de ultimarse la Estrategia 20/20 de Salud y Bienestar Social para el próximo decenio.