19 nov 2018 | Actualizado: 16:55

La Consejería de Salud crea el Registro de Biovigilancia

Forma parte del sistema de información de la Red de Trasplantes de Castilla-La Mancha

Viernes, 20 de mayo de 2011, a las 14:17

Redacción. Toledo
La legislación que regula las actividades del proceso de donación-trasplante prevé la aplicación de normas que garanticen la calidad y la seguridad en la utilización de dichos derivados de origen humano para evitar posibles hechos indeseables, durante o después del trasplante, relacionados con los distintos procedimientos implicados en dicho proceso. Así, la Consejería de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Macha ha creado el Registro de Biovigilancia, según publica el Diario Oficial de la comunidad.

El consejero Fernando Lamata.

Las funciones del registro son registrar los incidentes, efectos y reacciones adversas graves que puedan surgir del uso terapéutico de órganos, tejidos y células humanas durante el proceso de donación-trasplante, desde la selección del donante hasta que son utilizados en el receptor; analizar la información sobre estos hechos y estudiar sus causas, emitiendo recomendaciones cuando proceda; y elaborar indicadores autonómicos para enviar a las autoridades sanitarias de Castilla-La Mancha y al sistema de vigilancia nacional.

Además, el registro establecerá el circuito de detección-notificación adecuado para la puesta en marcha de actuaciones correctoras o preventivas y el sistema de alerta y notificación urgente; coordinará y apoyará las intervenciones; realizará el seguimiento y evaluación de las medidas correctoras aplicadas; elaborará los protocolos de detección, notificación, registro, custodia y análisis de la información del Sistema deBiovigilancia de la Red de Trasplantes de Castilla-La Mancha; y diseñará el formato de notificación, teniendo en cuenta la normativa básica vigente y las recomendaciones de la Organización Nacional de Trasplantes.
 

El Registro de Biovigilancia forma parte del sistema de información de la Red de Trasplantes de Castilla-La Mancha. Se integra en la Unidad Autonómica de Coordinación de Trasplantes y depende de la Dirección General competente en materia de ordenación sanitaria. El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) se compromete a facilitar los recursos necesarios para asegurar el buen funcionamiento del Registro de Biovigilancia. Y, según el Diario, el responsable del funcionamiento y del seguimiento del Registro, a nivel autonómico, es el coordinador autonómico de trasplantes. A nivel de centro, los responsables del Registro de Biovigilancia serán los coordinadores de trasplantes hospitalarios o, en caso de no haberlos, la persona designada por la Unidad Autonómica de Coordinación de Trasplantes.