Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:50

La consejera niega que el cierre de camas se deba a recortes

El PP andaluz acusa a la Junta de “poner en jaque” la sanidad

Jueves, 05 de junio de 2014, a las 19:26
Redacción. Sevilla
La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha negado que el cierre de camas hospitalarias durante los meses de verano se deba a “un recorte”, sino a una adecuación de la demanda, que, de forma general, baja durante el periodo estival.

Sánchez Rubio.

Esto se debe, ha justificado este jueves, a cuestiones diversas, como que muchos pacientes, que precisan una intervención quirúrgica no urgente, prefieren no programarla “para el mes de agosto”, produciéndose, según ella, un descenso de la demanda.

En relación al personal sanitario, Sánchez Rubio ha declarado que “a todas las personas que se van de vacaciones se las sustituye y, además, de manera extraordinaria se contrata a profesionales para trabajar en aquellas zonas que es preciso reforzar porque tienen más demanda”, precisamente en verano.

El PP acusa a la Junta de “poner en jaque” la sanidad

La consejera sale así del paso de las acusaciones del PP andaluz, quien ha acusado a la Junta de “poner en jaque” la sanidad de la comunidad con “los recortes de camas y la incertidumbre de los conciertos sanitarios”.

La parlamentaria andaluza popular, Carmen Pedemonte, critica que el Gobierno de Andalucía “ahonde en el déficit sanitario público” de la provincia de Cádiz con el cierre en verano de 250 camas de hospital, además del cierre de ambulatorios por las tardes, algo que para el partido de la oposición, “viendo siendo ya una dinámica por parte de la Junta”.

Un hecho mucho más alarmante, dice Pedemonte, si se tiene en cuenta que “muchas localidades de la provincia duplican, triplican y hasta cuadruplican su población en la época estival debido al turismo”.

Así, recuerda que “desde 2007, la Junta ha suprimido 111 camas en la provincia, lo que evidencia el recorte en la atención sanitaria”, al tiempo que considera “lamentable” que “pese a ser Cádiz la provincia que más dependencia tiene de la sanidad privada por responsabilidad directa del propio Gobierno andaluz, se esté produciendo un desmantelamiento de la sanidad pública con la pérdida de camas, algo que demuestra la falta de apuesta del Gobierno andaluz, que profundiza la deficiencia sanitaria pública en la provincia”.