Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La concienciación social sobre las enfermedades mentales, cada vez mayor

El 95 por ctiento de la población mantiene una actitud de condianza hacia los enfermoes

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Toledo
El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata ha presentado hoy el sábado en Toledo la investigación sobre la percepción social de la enfermedad mental realizada por Metroscopia y la Fundación para la Investigación Sanitaria de Castilla-La Mancha, Fiscam sobre una muestra de 1.609 ciudadanos y un nivel de confianza del 95,5%, que refleja las actitudes de los castellano-manchegos hacia los afectados.Un estudio que refleja un avance en la consideración social de las personas con enfermedad mental muy superior al que muestran países de nuestro entorno europeo como Irlanda o el Reino Unido.
 

Antonio Contretas, Ferando Lamata y José Luis López.

El consejero, acompañado del director general de Ordenación y Evaluación, José Luis López y de José Antonio Contreras director de la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha (fruto de la fusión de Fislem, Fiscam. Fucamdi) enmarcó la realización de este trabajo de campo en el compromiso del Gobierno de José María Barreda en la lucha por la igualdad y contra las barreras de cualquier tipo que impidan la integración real y efectiva de todos los ciudadanos con sus diferencias y capacidades.

Esa voluntad del Ejecutivo castellano-manchego quedará patente en la formulación y puesta en marcha de una estrategia para erradicar el estigma y los prejuicios sociales que aún se mantienen en algunos ámbitos de la sociedad con el objetivo de lograr la normalización de las personas con enfermedad mental y su inserción plena en la sociedad.

Según Lamata este estudio “supone el paso previo y necesario para conocer con mayor exactitud cuáles son las percepciones de los ciudadanos respecto a la enfermedad mental y hacia quienes las padecen e indica además los objetivos que debemos marcar”.

Así el consejero explicó que la investigación realizada para averiguar los conocimientos, prejuicios y actitudes hacia las personas con alguna enfermedad mental, señala como primeras conclusiones que los jóvenes manifiestan una mayor tolerancia y comprensión hacia estos enfermos. Igualmente, los resultados avalan una posición relativa de la población general respecto a los afectados y su valoración depende del tipo y la gravedad de la patología, y del grado de autonomía o de dependencia que les produzca.

Otro dato relevante del documento apunta que la ciudadanía tiene una actitud positiva respecto a la eficacia de los tratamientos y rechazan el estereotipo de que las personas con enfermedad mental son agresivas o peligrosas.

Asimismo, se aprecia un alto nivel de aceptación y normalización en la relación con un enfermo mental y una amplia mayoría de los encuestados no muestra ninguna vergüenza hacia la posibilidad de padecer esta patología.

Las personas de mayor edad muestran más recelo hacia la autonomía de estos pacientes, lo que denota cierto proteccionismo o temor hacia estas personas aunque, en general, se constata una actitud más abierta y flexible hacia esta enfermedad en lo referente al ámbito profesional, a las relaciones laborales y sociales, que sin embargo se manifiesta mucho más restrictiva cuando se refiere a que estos enfermos puedan ejercer sus responsabilidades personales y familiares.

Para Lamata esta investigación expresa los avances sociales en la percepción de una enfermedad que cuatro de cada diez ciudadanos considera en el mismo rango de frecuencia que el resto de las patologías.

A la presentación de esta investigación han asistido también el presidente de la Asociación AFAEM Despertar de Toledo, José María Pérez; la directora de la Residencia de Camarena, Pilar Sánchez así como representantes de la primera Asociación de Personas con Enfermedad Mental, APEMFENIX de Torrijos.

Estrategia regional

El estudio de FISCAM, realizado por Metroscopia en las cinco provincias de la región, representa una buena herramienta para la campaña de sensibilización y el pacto institucional que está preparando el Gobierno regional a fin de afianzar la complicidad de todos los sectores profesionales, sociales y económicos en la lucha por la igualdad y la erradicación del estigma que afecta a este colectivo.

La estrategia regional que ha diseñado el Gobierno regional contempla varias líneas de actuación dirigidas a las propias personas con enfermedad mental, a la sociedad en general, al ámbito educativo, al sector de los profesionales específicos relacionados con esta patología y a los medios de comunicación con el objetivo, explicó Lamata, de buscar la máxima complicidad y compromiso de todos aquellos sectores que se relacionan con el colectivo de la enfermedad mental.

En este sentido, el consejero avanzó también la creación en 2011 de un Observatorio de Medios de Comunicación que impulse la lucha contra el estigma y fomente la información positiva sobre una enfermedad cuyo tratamiento requiere de la normalización e inserción social del colectivo.