Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

La Comunidad cuenta con 181 médicos mayores de 65 años pese a la jubilación forzosa

El consejero Fernández Lasquetty asegura que la medida ha permitido ahorrar 40 millones

Jueves, 16 de mayo de 2013, a las 22:39

Redacción. Madrid
La jubilación forzosa de médicos mayores de 65 años ha llegado a la Asamblea de Madrid. El consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, ha explicado que un 30 por ciento de los médicos mayores de 65 años, 181 en total, siguen trabajando en la Sanidad pública madrileña pese a la reciente aprobación de la jubilación forzosa de los sanitarios que rebasen esa edad. Así, ha señalado que esta iniciativa, que ya ha sido puesta en práctica por 14 comunidades antes que Madrid, responde a una “reordenación de recursos humanos” y ha supuesto un ahorro de 40 millones de euros. Además, el consejero ha aludido a la aplicación del estatuto marco del personal sanitario y a las sentencias del Tribunal Constitucional para aplicar esta medida. También ha reprochado a la oposición que no haya traído al Parlamento ninguna alternativa para ahorrar en esta materia.

Javier Fernández Lasquetty.

Por otro lado, el titular regional de Sanidad ha criticado la consulta ciudadana de la semana pasada porque muchas mesas donde se recogían firmas estaban organizadas por vocales vecinos socialistas. “Tomás Gómez ya dijo que la formación socialista instrumentalizaba esta consulta, no sólo en la mesa instalada en Callao, sino en las agrupaciones. ¿Cómo me voy a creer esa consulta?  Y si además llegaba un ciudadano que no estaba a favor le sacaban el voto de la caja y le sacaban de allí a grito pelado”, ha criticado.

“Debemos superar la salida del conflicto, curando a los enfermos y previniendo la enfermedad pese a la crisis”, ha afirmado, y ha señalado que se está consiguiendo con “miles de médicos y profesionales, adaptando el sistema a la situación en la que vivimos, sin merma en la calidad de la atención a los pacientes, que siguen contando con los mejores medios y mejor talento en toda Europa. Cuando termine la crisis podremos decir que a ello contribuyó el Gobierno y los profesionales, pero ni una pizca los tres grupos de la oposición”.

La oposición, disconforme

En su turno de intervención, el diputado socialista José Manuel Freire ha criticado que el Gobierno regional “está haciendo recortes sin plan alguno” y, como ejemplo, le ha reprochado que han cerrado el ambulatorio de Fuencarral y múltiples plantas en hospitales, que el Hospital Niño Jesús no tiene nefrólogo y que “han maltratado y cortado en personal y en camas”. Así, se ha preguntado qué impacto tienen estas medidas en las listas de espera diagnóstica y quirúrgica, “cuyos últimos datos son de diciembre” y “por qué faltan vacunas”, entre otras cuestiones.  También ha afirmado que al consejero “no le preocupa lo más mínimo” la salud de la gente y lo único que quiere es “privatizar lo que funciona, arreglar lo que no está estropeado”, y ha señalado que “estos hechos llevan a pensar que la privatización tiene que ver con intereses oscuros, vinculados con elementos de corrupción más que con algún intento de racionalidad y de proteger la Sanidad Pública”, ha concluido el parlamentario socialista.

Por su parte, el diputado regional de IU Rubén Bejarano ha indicado que la realidad es que las movilizaciones sanitarias “cada vez tienen más apoyo” y responden a una “oposición clara y contundente en esta Cámara y la sociedad madrileña contra la forma de gestionar la Sanidad Pública”.

Enrique Normand, de UPyD, ha pedido a la Comunidad de Madrid que “no desprecie ni minusvalore” la consulta ciudadana sobre Sanidad realizada la semana pasada porque en ella votaron casi un millón de personas. También ha hablado de un “reparto” ya realizado entre empresas privadas de Salud de la gestión de los seis hospitales cuya gestión se va a externalizar y ha pedido conocerlo. “Los pliegos para privatizar esos hospitales son un recorte, pero le dan las tijeras a otros. Pretenden transformar radicalmente la asistencia sanitaria del 20 por ciento de los madrileños”, ha asegurado. Normand también ha criticado las formas en la que se ha comunicado la jubilación forzosa de los médicos de más de 65 años y que los concursos de plazas de jefes de servicio “no cubren ni el 10 por ciento de las jubilaciones forzosas”.