15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El Parlamento pide que se financien las pruebas de diagnóstico genético preimplantacional

La propuesta socialista salió con los votos de SN, Bildu, Alarar-Nabai e I-E

Jueves, 31 de octubre de 2013, a las 11:46

Gabriel López.
La comisión de Salud ha aprobado este jueves una resolución que insta al Gobierno de Navarra a financiar el diagnóstico genético preimplantacional a los pacientes con síndrome de Lynch. Los ocho votos de SN, Bildu, Aralar-Nabai e I-E han sido suficientes para que salga adelante, frente a los siete de UPN y PPN.
 

Samuel Caro, portavoz del PSN.

El síndrome de Lynch o cáncer colorrectal hereditario no asociado a poliposis, es un factor hereditario que incrementa la probabilidad de presentar cáncer de colon y cáncer de recto -en un alto porcentaje de los casos-, y de manera menos probable otras nueve formas de esta enfermedad.

Este carácter hereditario ha sido determinante a la hora de argumentar los motivos de la propuesta del grupo socialista, que a través de su portavoz, Samuel Caro, ha confirmado que “la técnica de este diagnóstico no está en la cartera común del Sistema Nacional de Salud ni en la cartera complementaria del sistema navarro de Salud”.

Por dicho motivo, Caro ha explicado que “es una cuestión de justicia siempre que se pueda aplicar la técnica al servicio de la vida y de la calidad de vida de los ciudadanos” y ha añadido que “la medida ya está implantada en otras comunidades y a la larga, el gasto inicial supondrá un ahorro”.

En el lado contrario se han situado PPN y UPN, quien a través de su portavoz, Pérez Prados, ha lamentado que “el marco legal que afecta a el síndrome, no lo contempla como una de las posibles situaciones como para hacer este diagnostico genético, aunque sí se podría pedir que se incluya”.