Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Miércoles, 03 de abril de 2013, a las 16:20

Redacción. Madrid
La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha remitido hoy su resolución al Grupo Parlamentario de UPyD en la Asamblea de Madrid sobre su petición de elaboración de un Informe  sobre Competencia en el Sector Sanitario respecto a los procesos de colaboración público-privada para la gestión sanitaria tanto de centros hospitalarios como de Atención Primaria que se están desarrollando en España, atendiendo especialmente al impacto que tendrá sobre la regulación de la libre competencia.

Joaquín García Bernaldo de Quirós, presidente de la CNC.

Dicha solicitud fue registrada el pasado mes de enero por el portavoz del Grupo Parlamentario de UPyD en la Asamblea de Madrid, Luis de Velasco, y el portavoz en la Comisión de Sanidad, Enrique Normand.

Luis de Velasco ha afirmado que “nos alegra este primer paso de la Comisión Nacional de la Competencia y esperamos que sigan otros”.

La CNC explica en su resolución que “si bien la petición presentada no puede ser atendida en los estrictos términos en los que se formula y no puede, en consecuencia, vincular el objeto de los estudios e informes que lleve a cabo la Comisión, ni suponer el inicio de un estudio en los términos propuestos por el peticionario, sí puede atenderse parcialmente la petición, acusando recibo de la misma y ordenando su traslado a la Dirección de Promoción de la Competencia para su toma en consideración, al tiempo de planificar actividades futuras, y en su caso, para acomodar estudios o informes que se estén llevando a cabo a la concreta petición formulada”.

El documento presentado por UPyD recoge las razones que justifican la necesidad de un estudio sobre la competencia respecto de la colaboración público- privada, que se implantó “teóricamente” para introducir competencia y menores costes en el sistema de provisión financiado públicamente.

UPyD considera que en estos procesos existe excesiva proximidad entre el poder político y el empresarial, con procesos de “puerta giratoria” y “riesgo moral”. De los 5 hospitales de gestión cien por cien privada del Servicio Madrileño de Salud, 4 los gestiona la misma empresa, en este caso, Capio.