Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30

La Comisión Europea quiere que la prescripción de fármacos sea interoperable en toda la UE

Se modificará la Directiva sobre asistencia sanitaria transfronteriza para garantizar la libre circulación de pacientes y recetas en la UE

Lunes, 31 de octubre de 2011, a las 16:29
Javier Leo. Madrid
La Comisión Europea ha abierto un periodo de consultas para la modificación de la Directiva sobre asistencia sanitaria transfronteriza, con el objetivo de crear un sistema interoperable de recetas en toda la Unión Europea (UE) que mejore la identificación de los medicamentos prescritos entre distintos países. Bajo el título ‘Medidas para mejorar el reconocimiento de prescripciones hechas en otros Estados miembro’, la consulta se dirige a los prescriptores de toda Europa, así como a los pacientes y a la industria farmacéutica, que tienen hasta el próximo 8 de enero para enviar sus propuestas.

José Manuel Durão Barroso, presidente de la Comisión Europea.

Desde Europa ponen como límite el 25 de octubre de 2012 para modificar la Directiva, que pretende consensuar una lista no exhaustiva de elementos susceptibles de ser prescritos y dispensados en diferentes países europeos. Estos medicamentos y productos sanitarios, explican desde la Comisión, deberán ser claramente identificables para los dispensadores (farmacias o similares) en todos los formatos de prescripción, incluyendo, si fuera necesario, los datos de contacto entre el agente prescriptor y el dispensador para contribuir a la completa comprensión del tratamiento que requiere el paciente.

Otras condiciones que se exigen para la futura modificación son la de implementar medidas que aseguren la seguridad del paciente en el caso de que fuera necesario sustituir su tratamiento por otro similar, además de utilizar un lenguaje que facilite que los pacientes comprendan la información de los fármacos que les han sido prescritos y las instrucciones sobre el empleo de los mismos, incluyendo una indicación del principio activo y su posología. Para ello, la Comisión está considerando la necesidad de incluir en las recetas una denominación común internacional (International Nonproprietary Name) para los medicamentos y la dosificación indicada para cada uno de ellos.