Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:10
Viernes, 31 de mayo de 2013, a las 13:27

Redacción. Zaragoza
La Comisión de Sanidad, Bienestar Social y Familia se ha acercado al trabajo que realiza el Centro de Solidaridad de Zaragoza a través de su centro asistencial, en la capital aragonesa, como “proyecto terapéutico permanente y normalizado”, tal y como sus propios responsables lo han presentado a los parlamentarios. Los diputados han conocido de primera mano a través de esta visita la atención a drogodependientes para “volver a ser eficaz en el desarrollo de su día a día”.

Eduardo Alonso.

El director de esta fundación, Jesús Sánchez, acompañado del presidente, José Ignacio Bonafonte, y personal del centro terapéutico, ha explicado detalladamente a los miembros de la Comisión las labores de esta organización y todas las instalaciones situadas en el barrio de Miralbueno. “Nuestro objetivo es normalizar las conductas con transparencia dentro de un proceso sanitario que también incluye a los ambulatorios, las unidades especializadas y las comisiones de admisión, que son las que deciden los ingresos”, ha explicado Sánchez, añadiendo además que se trata de “una revisión permanente de conductas y comportamientos”.

Este centro ha sido adjudicatario de este servicio, a través de concurso público, y en la actualidad oferta treinta plazas para pacientes con diferentes adicciones, más de la mitad relacionadas con la cocaína y el alcohol, tal y como han informado los responsables del centro. En la actualidad, tiene una plantilla de 32 profesionales que abarcan diferentes disciplinas terapéuticas y esta misma semana, a través de un acuerdo marco, van a ampliar cuatro plazas, destinadas en este caso a menores.

Desde el PP, Mª Ángeles Orós ha resaltado como “elementos muy importantes” el hecho de que el centro “esté integrado en Zaragoza, con la posibilidad de que las familias se puedan acercar para hacer todo el proceso y con los servicios muy cerca”, así como “la coordinación que hacen luego con los centros ambulatorios”. La portavoz popular en esta materia ha resaltado también “el éxito del actual Gobierno por haber hecho el concurso público y que todo el mundo haya podido concurrir en igualdad y con publicidad”. “Antes eran convenios singulares y ahora para todo Aragón hay una misma línea de trabajo. Esto da seguridad y estabilidad”, ha expresado.

Por parte del PSOE, Eduardo Alonso ha calificado la visita como “muy fructífera para ver in situ como trabaja este centro terapéutico”. Este parlamentario ha lamentado que “como todas las asociaciones que trabajan con el Departamento de Sanidad, lo están pasando mal por la falta de tesorería y la consiguiente lentitud en el cobro de las plazas que conciertan”. “Creo que todos hemos sacado la conclusión de que estos recursos comunitarios, esta forma de tratar al enfermo y esta coordinación hay que tratarlas bien y a tiempo”, ha expresado Alonso.

Manuel Blasco (PAR) también ha resaltado que “estas visitas son muy interesantes porque acabas comprendiendo muchos temas que desde el papel no se ven”. Desde su Grupo, ha valorado además que “la colaboración público-privada es importante en situaciones así para mejorar y multiplicar la rentabilidad”. Blasco ha añadido también, relación a los problemas de tesorería expuestos por los responsables del centro, que “no puede ser que servicios tan esenciales tengan problemas de subsistencia por temas prosaicos como la tardanza en el pago o la excesiva burocratización de los procedimientos”.