21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

La Comisión de Sanidad muestra su rechazo al copago farmacéutico

Pide al Ejecutivo que no aplique la medida estatal para dejarla sin efecto en la comunidad

Viernes, 20 de junio de 2014, a las 11:45
Redacción. Zaragoza
La Comisión de Sanidad, Bienestar Social y Familia ha aprobado cuatro iniciativas de PSOE, PAR, CHA e IU sobre el abono de medicamentos, dejándola sin efecto en la comunidad. Estas propuestas han contado con la abstención del PP en todos los puntos, pero han prosperado de forma mayoritaria. No ha salido adelante otro texto de CHA, en este caso sobre necesidades de infraestructuras sanitarias, al no recibir el apoyo de los grupos que sustentan la acción del Gobierno.

Eduardo Alonso.

El texto del PSOE sobre el abono de medicamentos para enfermedades crónicas ha recibido el apoyo en bloque de la oposición y la abstención de PP y PAR. En esta iniciativa, defendida ante la Comisión por Eduardo Alonso, se expresa el “rechazo al copago de farmacia hospitalaria” y se solicita al Gobierno de Aragón “que no aplique esta medida al entender que es injusta ya que afecta a un colectivo de personas muy vulnerables por padecer una enfermedad crónica o grave como cáncer, hepatitis o artritis, al mismo tiempo que solicitan que Aragón se sume al grupo de comunidades que han solicitado anular esta medida”.

Desde el PAR, Manuel Blasco ha sido el encargado de presentar su propuesta, un texto de tres puntos que se han votado por separado. En el primero, que pide “tomar las medidas oportunas en el ámbito de sus competencias para dejar sin efecto, en las Comunidad Autónoma de Aragón, el copago para los servicios de farmacia hospitalaria”, sólo se ha abstenido el PP, mientras que en el segundo, para “habilitar en los presupuestos autonómicos las fórmulas precisas para garantizar las actuales circunstancias de gratuidad para los usuarios”, se han sumado a esta posición CHA e IU.

La propuesta del PAR incluye un punto más, que reclama la “voluntariedad en la aplicación desde las comunidades” para este tipo de medidas, en el que los votos a favor han sido los de PSOE, PAR, CHA e IU y se ha vuelto a abstener el PP. Este mismo resultado se ha dado en la propuesta de CHA, defendida por Carmen Martínez, que apuesta por “no aplicar en Aragón la Resolución de 10 de septiembre de 2013 por la que se procede a modificar las condiciones de financiación de medicamentos incluidos en la prestación farmacéutica”.

La portavoz de IU, Patricia Luquin, ha buscado el apoyo del resto de parlamentarios de la Comisión para un texto que “rechaza la aplicación del copago farmacéutico hospitalario, impuesto por el Ministerio de Sanidad, tal y como han hecho otras comunidades autónomas, por el desamparo y perjuicio vital al que aboca a todas las personas con enfermedades graves, dependientes de estos tratamientos”. En la votación, ha recopilado el voto favorable de PSOE y CHA, mientras que PP y PAR se han abstenido.

Infraestructuras sanitarias y recursos asistenciales

Por su parte, CHA ha presentado una moción sobre las necesidades infraestructuras sanitarias y recursos asistenciales, que ha sido rechazada con el voto en contra de PP y PAR y el apoyo de los grupos de la oposición. Martínez ha sido la encargada de defender el texto, afirmando que “estas necesidades debilitan la calidad de la asistencia que se presta a los usuarios”. La diputada de CHA ha pedido que se realice “una fotografía actual de lo que hay y se contraste con lo que debería ser, teniendo en cuenta esas necesidades a la hora de elaborar los presupuestos”.

Carmen Susín (PP) ha justificado su voto en contra alegando que el Gobierno “está priorizando el sostenimiento del sistema frente a aquellas infraestructuras que no se pueden acometer”, mientras que Blasco (PAR), por su parte, ha afirmado que “la aprobación de esta moción podría suponer un riesgo para las infraestructuras aragonesas de cara al futuro, ya que las necesidades van cambiando”.

Por parte del PSOE, Alonso ha remarcado que el Gobierno está llevando a cabo “bajadas de las inversiones y recortes de partidas que nunca se habían tocado, como la de los consultorios de los pueblos más pequeños”, mientras que, por último, Luquin ha manifestado que en Aragón “debería existir un plan a corto, medio y largo plazo a este respecto, que vaya acompañado de una dotación presupuestaria suficiente que lo haga posible más allá de simples promesas”.